Cómo está el escenario para comprar una vivienda

Por

 

Pablo Contreras Pérez

 

Chile vive un escenario económico complejo, el desempleo comienza a aumentar y la entrega de créditos es restrictiva, pero el dato de la venta de viviendas en el Gran Santiago conocido este martes se escapó a todo ello: alza de 18,8% durante el segundo trimestre del año.

 

La sorpresiva cifra fue explicada por Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), señalando que se debió al “incremento de la demanda producto de la entrada en vigencia del IVA a la venta de inmuebles en enero de 2016”.

 

Pero ¿cómo se viene la mano para lo que queda del año y 2016 como para incurrir en una inversión como esta? Para Andrés Ergas, gerente comercial Ralei Grupo Inmobiliario “resultará clave la compra de viviendas que se efectúen en los meses que restan de 2015”.

 

A su vez, Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián (USS), reafirma los cálculos hechos con anterioridad por efecto de la reforma. “Se estima que el precio de las viviendas pudiera llegar a subir entre un 5% a un 12,5% para viviendas nuevas comercializadas a partir del 2016″.

 

El académico reafirma que lo que sucederá es que “a partir de enero del año 2016 las viviendas que se construyan y vendan deberán pagar el total del 19% del IVA como cualquier otra actividad económica”.

 

Sin embargo hay otras causas que influirán en un precio alto de los inmuebles. “Otro factor aún más sensible que el aumento de los precios, es el acceso al crédito. En los próximos meses seremos testigos de una disminución paulatina en el financiamiento hipotecario por parte de la banca. Si hoy, la mayoría de los compradores pueden acceder a una vivienda con un pie del 10% y con un 90% de financiamiento, para el próximo año se espera que el pie necesario sea del 20%“, afirma Ergas.

 

Por otro lado, y como efecto colateral, Valenzuela asegura que el precio de las viviendas usadas también tenderá a subir. “Se genera un efecto cadena o dominó en los precios de todas las viviendas a efecto de encontrar nuevas relaciones de equilibrios de precios”, sostiene.

 

 

¿Vale la pena arriesgarse entonces?

 

Dado el escenario actual y el cambio tributario los especialistas recomiendan que, si está a su alcance, realice la inversión.

 

“Frente a esta alza, los clientes tendrán la opción de congelar el precio, incluso en proyectos cuya entrega se estime para después de 2018, puesto que las promesas firmadas durante el 2014 y 2015, independiente del año que se escrituren, no estarán afectas al IVA”, destaca el gerente comercial Ralei Grupo Inmobiliario.

 

Asimismo, el académico de la USS añade que “si tiene el ahorro previo, y si tiene capacidad de pago para solventar un crédito hipotecario en función de los flujos de ingresos recurrentes, creo que es conveniente aprovechar las actuales tasas de interés que son históricamente bajas“.

 

 

Tips:

 

Para adquirir una propiedad sin el cargo del IVA, Andrés Ergas da los siguientes tips:

 

1. Buscar un proyecto que cuente con permiso de edificación vigente, aunque se encuentre en verde o blanco

 

2. Firmar una promesa de compraventa protocolizada o reducida a escritura pública antes del 31 de diciembre del 2015 y documentar el pago del pie

 

3. Una vez que el proyecto tenga fecha de entrega, tramite el crédito hipotecario y concrete formalmente la compra sin cancelar IVA, gracias a la firma de una promesa antes del 1 de enero de 2016

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo