Caso Quemados: séptimo militar será interrogado este viernes

Por publimetro

Para este viernes está previsto que el ministro en visita Mario Carroza interrogue y someta a careo al militar en retiro Sergio Hernández Ávila, uno de los siete uniformados implicados en el crimen de Rodrigo Rojas De Negri y las graves quemaduras provocadas a Carmen Gloria Quintana, ocurrido en julio de 1986 en la comuna de Estación Central.

Hernández Ávila fue detenido en la ciudad de Valdivia y viajará a la capital para prestar su testimonio ante el magistrado, luego de que se conociera públicamente el testimonio de quien integrara la patrulla militar que participó en el brutal ataque a ambos jóvenes, entonces conscripto Fernando Guzmán.

El otro conscripto declaró hace un año ante el ministro instructor de la causa pero recién esta semana se conoció su versión, tas un testimonio que entregó a Televisión Nacional, en el que dijo que habían sido obligados a callar sobre lo ocurrido con De Negri y Quintana, la mañana del 2 de julio de 1986.

Tras viajar desde la ciudad de Punta Arenas, prestó declaración Julio Castañer, entonces teniente de la patrulla militar y sindicado por el “testigo clave” como el autor material del hecho. Además, fue sometido a un careo con el ex conscripto Guzmán, donde dijo al juez Carroza que lo sucedido con los dos jóvenes fue un “accidente”.

Su declaración se suma a la de los uniformados en retiro Nelson Medina Gálvez, Luis Zúñiga González, Jorge Astengo Espinoza, Francisco Vásquez Vergara, e Iván Figueroa Canobra, quienes declararon ser inocentes y no tener participación en los hechos.

Todos permanecen detenidos en el Regimiento de Policía Militar N° 1 de Peñalolén a la espera de la decisión que tomará el magistrado, prevista para este viernes. Respecto del futuro judicial del militar en retiro Sergio Hernández Ávila, el juez decidirá el lunes próximo, según informó el propio juez al término de las diligencias de este jueves.

Según fuentes cercanas a la investigación, el juez Carroza los someterá a proceso por el delito de homicidio de Rodrigo Rojas de Negri y de las graves quemaduras causadas a Carmen Gloria Quintana.

El 2 de julio de 1986, ambos jóvenes, De Negri -fotógrafo- y Quintana estudiante de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile fueron interceptados por una patrulla militar en el sector de avenida General Velásquez y conforme a testimonios entregados durante la indagatoria, fueron rociados con gasolina y luego encendido con fuego, para después ser abandonados en un terreno eriazo en la comuna de Quilicura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo