Columna de Felipe Espinosa: Albergue

Por Felipe Espinosa

El invierno nos ha castigado con su ausencia, temperaturas que no superan el promedio y que son esquivas a la era del hielo. Durante este año son más las pesadillas de sequía eterna que los dulces sueños de nieve blanca y fría, sin dejar de tomar en cuenta el tema global que acarreamos hace décadas, igual que la saga de animación, la era del deshielo, jajajá.
Por eso cuando cae la nieve la gente se vuelve loca, le dan ganas de acercarse al amable frío que tan callado es. Son enésimas las oportunidades que he compartido con la nieve que me tiene encantado, esquiando son las menos, la mayoría de las veces encima del manto blanco se han escrito en gloriosos retiros, atrapadas fronterizas o fiestas sin tolerancia al grado bajo cero. Si ya sólo estar en la montaña es un momento adorable, verla, caminarla y compartirla vestida de celeste polvo se vuelve maravillosa, afortunados los centros de ski al recibir bendiciones justo el día que empezaban las vacaciones invernales, o tienen contacto en el más allá.
Hace pocos meses se vino un monstruo de las nieves a vivir a la ciudad, El Montañés es un refugio del comer, del beber y del carrete cordillerano hace más de 10 años. Con base central ubicada en Farellones, los tipos de hacerte sentir confortable algo cachan. En los faldeo de La Dehesa han bajado a la urbe a entregar el cálido ambiente que desde lejos deja ver a dónde te diriges. Una hermosa construcción cabaña de ensueños se edifica en maderas sólidas con una distribución elegante para una puesta en escena informal.
La apuesta es simple, pero sobre todo buena y bien pensada, gozan de una carta extensa apoyada en tapas, tablas, pizzas y parrilla, todo en grata performance tipo andarivel con branding de conocidos y arquitectura interesante.
Es que la madera en invierno abriga y, sobre todo, hay comida. La pizza que solicitamos estaba en buena forma, gusto local y sabida. Por otra parte, una ensalada tipo César que cumplía en características.
Hay pocos lugares para ir con niños en Santiago y en El Montañés hay tacatacas y hasta un pequeño muro de escalar, el ambiente es súper familiar y con la cocina a la vista te van a encantar, ir en mesa grande con el familión o los amigos se vuelve una alternativa, el lugar es amplio y cómodo. ¡Good job!

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo