Dos mil condenados usan tobilleras electrónicas en Chile

Por publimetro

La ministra de Justicia, Javiera Blanco, visitó el Centro de Monitoreo Telemático, donde Gendarmería informó que hasta el momento 2.554 personas que cumplen condena en libertad utilizan tobilleras electrónicas a lo largo del país.

En el país, en agosto del año pasado se implementaron estos dispositivos electrónicos, como mecanismo tecnológico de control para ciertas penas sustitutivas, como la reclusión parcial y la libertad vigilada intensiva.

Desde que se inició el monitoreo se han realizado más de 28.000 solicitudes de factibilidad y en lo que va de operación del sistema, se han realizado un total de 5.290 instalaciones, de las cuales 823 se hicieron durante el año 2014.

En lo que va de este año se contabilizan 4.467, evidenciándose un importante incremento en la instalación de los dispositivos.

“La tobilleras electrónicas sirven para controlar de mejor manera el cumplimiento de condenas, porque asegura con alta precisión la ubicación de las personas para que cumplan con la penas que se han sido asignadas”, señaló la ministra Blanco.

Del total de instalaciones efectuadas, en 5.187 casos corresponden a reclusión domiciliaria nocturna, equivalente al 98%. Por otra parte, en 46 casos corresponde a reclusión diurna y en 57 casos a reclusión de fin de semana.

En cuanto al perfil de la población a la cual se le ha instalado un dispositivo, se puede observar que en 4.684 (89%) casos corresponden a varones y en 606 (11%) casos corresponde a mujeres.

La secretaria de Estado señaló que partir del próximo año se incorporará a este sistema, los condenados por violencia intrafamiliar y delitos sexuales. En estos casos no solo se tendrá control sobre el condenado, sino que también se podrá advertir a la víctima.

“Vamos a tener la certeza que, si la persona se acerca a la víctima, vamos a informar de esa situación a Carabineros y además podremos alertar a la víctima para que tome los resguardos necesarios en caso del quebrantamiento de esas prohibiciones”, dijo.

Con relación a las desinstalaciones de los dispositivos, durante la operación del sistema se han efectuado 2.514, destacando que en 1.985 casos, equivalentes al 79%, el motivo se debe al cumplimiento de la pena, lo que permite colegir una efectividad del mecanismo para el control de la pena sustitutiva de reclusión parcial.

Las restantes desinstalaciones corresponde a los siguientes motivos: Revocaciones (68 casos, 2,7%), suspensión del monitoreo (96 casos, 3,8%), detenidos (96 casos, 3,8%), corte de correa (56 casos, 2,2%) y otros (213 casos, 8,4%).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo