¿Cuánta plata puede tener un reo dentro de la cárcel?

Por Jaime Liencura M.

Según Gendarmería, en junio en Chile había una población penal total de 102.579 personas, de las cuales 12.500 se dedican a trabajar aún estando en prisión, con el objetivo de limpiar sus antecedentes, ganar experiencia en algún oficio o simplemente para tener dinero y comprar artículos de uso personal.

Pero, ¿qué pasa con el dinero que puede ganar un interno? ¿Cuánta plata puede manejar un reo?

Patricio Ruiz, del Departamento de Reinserción Social en el Sistema Cerrado de Gendarmería indica a Publimetro que hay diferencias en esta materia, dependiendo de si el interno cumple condena en el sistema cerrado o en el abierto. 

Los 42.121 internos que cumplen condena en sistema cerrado tienen límites sobre la cantidad de plata que pueden tener o manejar. “Los topes se establecen periódicamente y dependen de las direcciones regionales. Actualmente este límite es de 2 UTM máximo para manejar en un mes. Hay algunas excepciones donde el tope llega a 3 UTM o incluso 4 UTM, pero generalmente eso se da en el subsistema semiabierto. En el sistema cerrado, el límite nunca se dispara más allá de los 2 ó 3 UTM”, afirma Ruiz.

Según el especialista, la idea de poner límites al dinero que puedan manejar los internos es evitar que la plata se maneje de manera maliciosa. Actualmente la UTM bordea los $43.900 por lo que el tope del dinero para un reo del sistema cerrado es de un monto cercano al $87.800. 

Entonces, ¿qué pasa cuando un reo que trabaja dentro de la cárcel gana más de ese monto? 

“En ese caso, se pide que los reos tengan una cuenta de ahorro donde se les deposita la plata. Nosotros tenemos un convenio con BancoEstado para que les otorgue una cuenta con permiso de giro al egreso. Eso le permite al interno tener un fondo que les permite sobrevivir al salir o a cuando cumplen su condena”, asegura Díaz. 

¿Qué pasa con los reos “poderosos”?

Si bien, la mayoría de los internos con sistema cerrado pertenecen al sector menos adinerado de Chile, eso no quita que empresarios y personas acostumbradas a manejar grandes montos de dinero también caigan a la cárcel, porque nadie está libre. 

Es el caso, por ejemplo, de los internos de Punta Peuco, en su mayoría ex militares con altos grados que tenían sueldos muy elevados antes de llegar a prisión. También ocurre con empresarios, tal como María del Pilar Pérez, apodada por la prensa como “La Quintrala”, que tenía negocios millonarios antes de cumplir su condena. 

“Aunque sea una persona que tenga mucha plata, no puede manejar sus cuentas dentro de la cárcel si es que está cumpliendo penas en el sistema cerrado”, explica Patricio Díaz. “Uno entiende que hay excepciones que se pudieran escapar, pero no debe o no debiera ocurrir que estos internos manejen más dinero que el permitido por la dirección regional”, agrega. 

“De hecho, en el caso que tengan cuentas con tarjetas, como la Cuenta Rut, por decir algo, esa tarjeta no la pueden ocupar. No pueden hacer transacciones con tarjeta hasta que reciben beneficios que les permiten salir de prisión. Así, por ejemplo si la condena cambia a reclusión nocturna u obtienen salida dominical, ahí sí pueden usarla con total permiso”, aclara la voz autorizada del Departamento de Reinserción Social en el Sistema Cerrado de Gendarmería. 

El futuro: tarjetas con límite

Patricio Díaz adelanta a Publimetro que la idea de Gendarmería en el futuro es imitar los modelos europeos, donde los internos reciben una tarjeta con cupo limitado, que pueden usar en transacciones específicas, que digan relación con una lista de artículos permitidos de adquirir por un interno con régimen cerrado. 

“La idea es ir en esa dirección”, dice Patricio Díaz, porque así es más fácil monitorear qué compran los internos y saber en qué gastan la plata”, finaliza. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo