Cenando con amigos y sintiéndose una "víctima": así vive su condena cura O"Reilly

Por PUBLIMETRO

Hacer ejercicios en una bicicleta estática, ver películas y leer libros. Esas son algunas de las actividades que realiza el sacerdote John O’Reilly, quien fue condenado a 4 años y un día de libertad vigilada por el delito de abusos a menores.

Estos datos son aportados por el “Informe Evolutivo” del religioso, el cual fue escrito por dos sicólogos de Gendarmería y que fue dado a conocer esta tarde por La Segunda.

En el texto, se indica que el cura “no está de acuerdo con la condena, negando haber cometido el delito, percibiéndose a sí mismo como víctima de un malentendido y de las circunstancias”.

Además, se señala que “analiza documentos referidos a la Congregación (Legionarios de Cristo) y escribe un libro relacionado con su experiencia judicial actual. Se vincula con familias amigas, quienes lo invitan a cenar o a compartir a sus respectivas casas y cuenta con amigos sacerdotes en distintos lugares del mundo”.

También se revela que está en tratamiento tomando “una serie de medicamentos antidepresivos y ansiolíticos para estabilizar el ánimo”.

Por último, se destaca que O’Reilly no visualiza daño a la víctima, evidenciándose la presencia de distorsiones cognitivas al respecto (…) No elabora juicio crítico con respecto a las conductas transgresoras efectuadas. Se concluye que la investigación de su investidura y poder formal para ejercer abuso, además de la reiteración del ilícito cometido, constituirían factores que aumentan el riesgo de incidencia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo