Día mundial de la Hepatitis: Una enfermedad silenciosa

Se trata de la principal causante de transplantes de hígado a nivel mundial. En Chile son 60 mil las personas que se ven afectadas por esta patología anualmente.

Por ANDREA FUENTES

Son millones de personas las que se ven afectadas por esta patología en todo el mundo, causando la muerte de un millón y medio de ellas anualmente. De ahí la importancia de tomar consciencia de los peligros que reviste esta enfermedad, sobre todo considerando que puede pasar mucho tiempo sin producir síntomas.

La hepatitis se define como una inflamación del hígado causada generalmente por un virus. Se pueden distinguir cinco virus de la Hepatitis: A,B,C,D y E.

El presidente de la Sociedad de Gastroenterología de Chile, y gastroenterólogo de la Red de Salud UC Christus, Marco Arrese, explica que mientras la hepatitis A exhibe frecuencias variables de acuerdo con el nivel de desarrollo de los países; la epidemia de hepatitis B y C afecta a millones de personas.
 
“En nuestro país, la hepatitis asociada a la infección por el virus B está entre las primeras causas de hepatitis aguda en Chile. Afecta principalmente a personas jóvenes de entre 15 y 35 años, lo que deriva en una pérdida de días laborales y riesgo de serias complicaciones”. La hepatitis C, en tanto, representa una de las tres causas más frecuentes de cirrosis y afecta aproximadamente a 60 mil chilenos, la mayoría de los cuales ignora que porta la infección.
 
“Por eso, es urgente avanzar en el control de estas infecciones, aumentando la cobertura de vacunación contra hepatitis B en adolescentes y adultos jóvenes e incrementando el acceso en todos los centros asistenciales del país a los exámenes diagnósticos adecuados”, dice Arrese.

Detectar la enfermedad a tiempo

Los especialistas advierten que es muy importante detectar el virus a tiempo y someterse a los debidos tratamientos, no sólo porque el riesgo de contraer la enfermedad es a muy temprana edad, también porque la Hepatitis C es la principal causa de los transplantes de hígado en Chile y a nivel mundial.

La gastroenteróloga de Clínica Dávila, Marina Becerra, explica que el virus se caracteriza “por replicarse en el hígado de la persona afectada, sin producir síntomas en períodos que se pueden extender de 10 a 30 años. Durante este tiempo es asintomático”.

El contagio de esta enfermedad es mediante fluidos corporales (sangre y saliva), de órganos sexuales y transplacentarios (de la madre al hijo). Por ello las medidas de prevención más efectivas son no compartir elementos que faciliten la transmisión, como cepillos de dientes, hojas de afeitar y agujas. Asimismo, tener relaciones sexuales con pareja única o con preservativos y, en caso de querer realizarse tatuajes o piercing, hacerlo sólo con personas certificadas.

Cuando la enfermedad presenta síntomas, estos pueden ser inicialmente escalofríos, dolores de cabeza, falta de concentración, fiebre alta, anorexia, faringitis y náuseas. Tras cinco días de infección se presenta ictericia (piel amarilla) y coluria (orina oscura por la presencia de bilirrubina), aunque la mayoría de las veces la enfermedad se da sin síntomas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo