¿Cómo evitar la molestia de un mal arrendatario?

Por

 

 

En Chile todos los años se inician más de 15.000 juicios debido a problemas con arrendatarios. En la gran mayoría de ellos, el arrendador debe soportar toda la carga de costos y tiempo en que no puede disponer libremente de su propiedad.

A pesar del bajo crecimiento de la economía del país, la tendencia en el mercado de arriendos tanto de casas como de departamentos es al alza, como también, la cantidad de arrendatarios que no pagan y dejan a los arrendadores de manos cruzadas sin poder sacarlos del inmueble. En muchas ocasiones, desembolsando grandes sumas de dinero en costas legales para recuperar la propiedad y el tiempo que implica todo el proceso, que puede tardar desde 6 meses y hasta un año.

Para evitar estos malos ratos, se debe poner mucho hincapié en el contrato de arrendamiento, antecedentes del arrendatario y asesorarse debidamente por profesionales.

Lo primero que se debe realizar es la individualización correcta del arrendatario. Al tener un inmueble para arrendarlo se debe asegurar de la correcta individualización de la persona o empresa a quien se está arrendando, para de esa manera en caso de problemas en el cumplimiento del contrato, tener claridad contra quien me dirijo mi actuar, de modo de no tener inconvenientes.

Roberto Montt, abogado y socio del estudio de abogados Montt y Montt Asociados, asegura que los antecedentes comerciales tales como: las liquidaciones de sueldo, las que determinen capacidad económica; las declaraciones de impuesto, codeudores solidarios y avales, el mes de garantía, mes de arrendo anticipado son básicos y necesarios para evaluar si el arrendatario tiene la capacidad para arrendar el inmueble, mas no certeza de pago.

El abogado asegura que otra forma y que puede ir en conjunto con las demás precauciones, para resguardarse frente a los malos arrendatarios es pedirles distintos tipos de garantías.

 

“Dependiendo los montos de las rentas pueden pactarse garantías, no solo las relacionadas con el mes de garantía y mes de arriendo, sino también en algunos casos los arrendadores piden 12 meses anticipados, sea documentados por cheques o valor total de la renta anual. Y en algunos casos garantías más tangibles como prendas para el caso de incumplimiento”, explicó.

Todos estos datos, claúsulas, garantías se deben estipular y constar en el contrato, formalizado idealmente para mayor seguridad, por escritura pública notarial, en la que deberán incluir al menos, el inmueble y partes correctamente individualizadas, vigencia del arriendo, renovación de este, forma de aviso de termino con los plazos para el aviso, la renta y la debida forma de reajuste, mora en el pago de la renta, responsabilidades del arrendatario del inmueble, pago de los servicios, mejoras del inmueble, garantías, tribunales competentes y domicilio, entre los más importantes comenta el abogado.

La redacción del contrato, las garantías establecidas y la forma de perfeccionamiento, no nos darán certezas de pago, pero si nos ayudaran mucho al momento de querer poner término de una manera eficaz un contrato de arrendamiento, que sea más expedita, más rápida y económicamente menos perjudicial

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo