Guardia que violó a hija con parálisis cerebral pasará 13 años en la cárcel

Por publimetro

El Tribunal Oral Penal de Castro condenó a 13 años de cárcel a un guardia de seguridad que violó a su hija postrada por una parálisis cerebral. A raíz de la agresión sexual, la víctima resultó embarazada.

El fiscal de Ancud, Jorge Raddatz Hernández, señaló que éste es uno de los hechos más impactantes que ha debido investigar en su carrera y destacó que “la Fiscalía está comprometida en estos casos a pedir la sanción máxima. En este caso pedimos el rango máximo que establece la ley”, lo que fue acogido por el tribunal.

Asimismo, el representante del Ministerio Público en Ancud, enfatizó que “éste es uno de los casos más impactantes que me ha tocado llevar, no sólo porque el imputado era su padre, no sólo porque la embarazó, sino por las circunstancias especiales que tenía la víctima”.

En efecto, se trata de una menor de edad que desde su nacimiento ha tenido parálisis cerebral y que, de acuerdo a peritos que la examinaron, presenta un deterioro mental severo y que no puede valerse por sí misma.

“Estamos hablando de una niña que tenía que tener todos los cuidados necesarios para que no sufra ningún daño y la primera persona que tenía que cuidarla, su padre, no solamente no cumplió con ese deber de cuidado, sino que la dañó profundamente”, dijo el fiscal.

“Por eso la Fiscalía está comprometida en estos casos de pedir la sanción máxima y en esta ocasión el tribunal, acogiendo la tesis de la Fiscalía, aplicó una de las sanciones más altas que se ha dado en el ámbito de los delitos sexuales”, añadió.

De acuerdo a la sentencia pronunciada por tribunal, los jueces tuvieron por acreditado que la violación ocurrió entre octubre y noviembre del año 2013, cuando el padre de la menor aprovechaba momentos en que se encontraba al cuidado de ella mientras la madre estaba ausente.

Además de la sanción de 13 años de presidio, el acusado no podrá ejercer la guarda de la menor ni ser oído como pariente en los casos que la ley designa y quedará sujeto a la vigilancia de la autoridad durante los diez años siguientes al cumplimiento de la pena principal.

Asimismo, se le condenó a la pena de diez años de inhabilitación absoluta temporal para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con menores de edad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo