Columna de Rodrigo Delgado: Seguridad vial, clave para detener espiral de accidentes fatales

Por Rodrigo Delgado Mocarquer

La seguridad vial es un tema país que debe estar en observación permanente, a fin de ir aplicando educación y las medidas correctivas que se requieran, conforme al lugar, al volumen de población y a la cantidad de vehículos que circulan.

De acuerdo a esa óptica nace el Observatorio de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial, entidad vinculada a la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch). Éste tiene a su haber  un estudio para desglosar y examinar el número de accidentes por comuna, estableciendo niveles de ocurrencia y las cifras de víctimas fatales, además de determinar el índice de severidad (número de víctimas fatales por cada 100 accidentes).

Así las cosas, se estableció que durante el año pasado en la Región Metropolitana se produjeron 25.892 accidentes de tránsito, lo que representa el 23% de los siniestros ocurrido en el país, dejando un saldo de 431 víctimas fatales y 16.145 lesionados. Sin embargo, varias comunas de la capital enfrentan una realidad distinta respecto a este problema, influido por las características  rurales de algunas zonas o el alto número de vehículos que circulan.

En necesario que la seguridad vial se aborde  con la contundencia que se requiere y sin perder la oportunidad de que las generaciones, presentes y futuras, tengan educación vial en los colegios. También se busca desarrollar una plataforma tecnológica  que permita el seguimiento y la observación de las complejas realidades vinculadas al tránsito, transporte público y seguridad.

A la  luz de las estadísticas es posible  generar un debate en torno al tema, y considerar que hoy el mejoramiento vial debiera depender de la postulación a fondos del gobierno central, que  compitan con proyectos deportivos o de seguridad ciudadana. Al respecto hemos iniciado conversaciones para generar fondos específicos de seguridad vial, donde puedan postular las comunas, para mejorar sus actuales condiciones.

En esta materia, como un intento de frenar los accidentes en las calles y generar conciencia en los futuros peatones y conductores, se han implementado cursos sobre educación vial en los colegios de Estación Central.

Todos los niños, más allá de su condición social o de la comuna donde viven, son usuarios del transporte público o del transporte escolar. Por lo tanto, estamos en presencia de una realidad que es bastante transversal, pero que lamentablemente para las autoridades en general ha sido bastante invisible.

En este sentido, la “ley Emilia” logró incorporar la seguridad vial al inconsciente colectivo de los ciudadanos. Es un gran avance para el país. Miles de conductores y peatones modificaron positivamente sus conductas.

Pero aún falta un gran desafío. Incorporar la educación vial en  la malla curricular de los colegios del país. Si bien es cierto que es un proceso más a mediano y largo plazo, los resultados generarán  profundas  consecuencias para nuestra sociedad.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo