"Mamo" Contreras es condenado a otros 20 años mientras sigue en estado de gravedad

Por AGENCIA UNO

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos Sagristá, dictó sentencia de primera instancia en contra de cinco agentes de la desaparecida Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), entre ellos el jefe del organismo represor de la dictadura de Augusto Pinochet, Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, alias “El Mamo”, quien fue internado en el Hospital Militar el martes por complicaciones en su salud.

Los ex DINA fueron condenados por su responsabilidad en los homicidios de seis personas, entre ellos tres integrantes de una familia asesinados en represalia por un ataque del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) a un grupo de soldados del Ejército en calle Bío Bío, en noviembre de 1975.

Las víctimas eran el padre, la hermana y la pareja, embarazada de tres meses, de un militante del MIR muerto en el ataque. Tras ser detenidos fueron trasladados a Villa Grimaldi donde se les torturó con aceite hirviendo y se les acribilló. Luego la Dirección Nacional de Comunicación Social (DINACOS) informó que sus muertes fueron objeto de “un enfrentamiento” producido en los cerros de la Rinconada de Maipú del que dio cuenta una nota del periodista de TVN Julio López, “desde el lugar de los hechos”, según reportó el juez Lientur Escobar al investigar el tema.

En la resolución conocida este miércoles, el ministro Llanos condenó a penas de 20 años de presidio a Manuel Contreras, Marcelo Moren Brito, Miguel Krassnoff Martchenko, Basclay Zapata Reyes y Rolf Wenderoth Pozo, como autores de los homicidios de Alberto Gallardo Pacheco, Catalina Gallardo Moreno, Mónica Pacheco Sánchez, Luis Ganga Torres, Manuel Reyes Garrido y Pedro Cortés Jeldres, ejecutados entre el 18 y 19 de noviembre de 1975. Asimismo, absolvió de responsabilidad en los ilícitos a los agentes Francisco Ferrer Lima y Ricardo Lawrence Mires.

La investigación acredita además que se realizó un “montaje” para impedir el descubrimiento de los crímenes, “destinado a ocultar los hechos efectivamente ocurridos -esto es, torturas y muertes de víctimas desvalidas- y los efectos utilizados para la comisión de los mismos, existiendo, además, favorecimiento personal, por existir conocimiento de las circunstancias de los ilícitos, para lograr la impunidad de los autores de los mismos, miembros de la DINA”.

En el aspecto civil, el magistrado condenó al Estado de Chile a pagar una indemnización total de seiscientos ochenta millones de pesos a los familiares de las víctimas.

Contreras permanece en estado grave y está siendo inoculado con morfina, está obnubilado, tiene disnea, hipertensión sistólica y compromiso de conciencia fluctuante, según el informe médico del Hospital Militar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo