Prohibido alimentar palomas bajo pena de multa en Perú

Por AFP

Dos municipios en Perú multarán con hasta 240 dólares a quienes alimenten palomas en las calles o incluso les ofrezcan refugio, aduciendo razones de seguridad y salud pública.

“Por razones de salud pública queda terminantemente prohibido suministrar todo tipo de alimentación y la crianza de las palomas en todas las áreas públicas y privadas del distrito de San Miguel”, en Lima, según establece una norma legal publicada esta semana en el diario oficial.

“Por razones de seguridad y salud pública, se prohíbe alimentar a las palomas domésticas directa o indirectamente (…), proporcionar agua a las palomas domésticas directa o indirectamente(…) y generar ambientes que puedan servir como lugares de refugio y/o anidamiento”, determinó, por su parte, la municipalidad de La Punta, en la provincia costera del Callao, colindante a Lima.

Las personas que alimenten a las palomas serán multadas con 385 soles (unos 120 dólares) y en caso de reincidencia la multa se duplicaría.

“La proliferación de las palomas es considerada como ‘plaga’ en ciertos sectores, dado que constituye un riesgo sanitario y representa una grave amenaza para la salud pública”, indica la norma en San Miguel.

Según la Dirección General de Salud de Lima, la materia fecal de las palomas constituye una fuente de infecciones de diversa índole, y a la vez provee un sustrato ideal para la subsistencia de ácaros que ocasionan alergias y otros males respiratorios, recuerda el municipio.

Algunos municipios limeños ya han emprendido campañas para evitar la sobrepoblación de palomas en sus distritos, también con multas. En el caso de La Molina utilizan aves rapaces para ahuyentarlas de parques y plazas.

En 2011, un estimado hecho por una autoridad de la Municipalidad de Lima determinó que sólo en el centro de la ciudad y en otros seis distritos (de los 43 que existen) existían unas 30.000 palomas, pero no hay un cálculo total oficial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo