Cajero quemado en Hualpén sigue grave y familia critica libertad de atacante

Por publimetro

Estable dentro de su gravedad se encuentra Pablo Ramírez Arias, de 33 años, el trabajador del Servipag de Hualpén que fue quemado  luego que dos delincuentes lo rociaran con combustible y le prendieran fuego al resistir el asalto del recinto.

Así lo confirmó su hermana, Sigrid Ramírez, tras el arribo del trabajador durante la noche del jueves a Santiago para ser tratado por las profundas quemaduras que le provocó el ataque.
“Él anoche fue trasladado a la mutual. Ya no estaría en coma aunque está estable  dentro de su gravedad. Los doctores nos dijeron que su mayor problema es en uno de sus brazos,  donde tiene las quemaduras más profundas”.

La hermana  del trabajador atacado sostuvo que como familia están muy consternados con la situación, en particular tras la decisión de los tribunales de dejar en libertad a uno de los detenidos por el ataque.

“Esperábamos que pudiesen quedado en prisión. La jueza consideró que las pruebas eran insuficiente”.

“El abogado defensor decía que eran rumores. La gente que estaba los reconoció, pero tiene temor y miedo de declarar porque esta gente -los presuntos autores del hecho-  son conocidos en la comuna”.

“La gente está temerosa, pero para nosotros es super importante una declaración, que no tengan miedo porque esta es la única manera de terminar con la delincuencia”.

La hermana del trabajador aseguró que Pablo “es muy querido en la zona, es un chico que siempre ha trabajado, estudia, hay mucha gente que lo conoce esto fue solamente un acto de delincuencia y con maldad”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo