Rousseff pide "cooperación" a gobernadores para cumplir su mandato hasta 2018

Por EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, le pidió hoy a los gobernadores de los 27 estados del país su colaboración para desarrollar un “proyecto de cooperación federal” que le permita cumplir los compromisos de su mandato hasta 2018.

“Cuento con ustedes y quiero decirles desde el fondo de mi corazón que pueden contar conmigo”, afirmó Rousseff en el Palacio da Alvorada, residencia oficial, durante su primer encuentro con todos los gobernadores en el segundo mandato de su Gobierno.

Para Rousseff, “lo esencial en Brasil pasa por los estados y municipios” y, en ese sentido, “si no tenemos un proyecto de cooperación federativa en el cual articulemos y hagamos que dé frutos y resultados, no estaremos tomando el mejor camino, que es el de la cooperación”.

Recordó que tanto ella como los gobernadores tienen “un patrimonio en común” al ser “elegidos en un proceso democrático bastante amplio” y por eso su compromiso con “la democracia” y con “el voto democrático y popular”.

“En las últimas elecciones asumimos compromisos ante los electores, expresados en nuestros planes de gobierno de cuatro años, por lo tanto hasta 2018”, resaltó Rousseff, en una alusión indirecta al movimiento de la oposición que pide su destitución.

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT), de Rousseff, pasa por una crisis política agravada por la división del importante y aliado Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que preside la Cámara de Diputados y el Senado, y por el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

El Gobierno, además, afronta dificultades en el plano económico, con una inflación que debe llegar al final del año al 9,0 %, el doble de la meta oficial, y una previsión de contracción del producto interior bruto (PIB) del 1,4 %.

“La economía brasileña es más fuerte y sólida de lo que era unos años atrás, cuando enfrentó crisis similares. Pero no niego las dificultades, pero imagino que tenemos todas las condiciones de superarlas y enfrentar el desafío. Queremos construir las bases estructurales para un nuevo ciclo de desarrollo”, expresó Rousseff.

Así, la jefa de Estado instó a los gobernadores a enfrentar “juntos” los problemas, porque “el pueblo está sufriendo y ningún gobernante puede dormirse en los laureles”.

En su encuentro con los gobernadores, Rousseff apeló también a los gobernadores, sin distinción de partidos políticos, para frenar el aumento de homicidios y para ello propuso una política conjunta que impida que “una persona muera asesinada a cada diez minutos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo