Senador PS por O"Reilly: "Extranjería debe expulsar ahora a cura pedófilo"

Por PUBLIMETRO

Manifestando su sorpresa por la respuesta entregada por el Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior a su cuestionamiento por la excesiva demora en la dictación del decreto de expulsión del cura irlandés John Reilly, manifestó el senador Alfonso De Urresti, quien dijo que “el problema no es si el delito por el que fue condenado lo cometió cuando aún tenía la nacionalidad chilena o no, el problema es que cometió un delito grave: abusos sexuales contra una menor”.

El parlamentario del PS enfatizó que “en otros momentos, ante otros casos se ha actuado con mucha más diligencia. Ahí tenemos los casos de los ciudadanos italianos expulsados del país el 2008 por estar filmando el conflicto en la Araucanía e incluso los casos de los jóvenes judíos implicados en distintos incendios generados en las Torres del Paine. Sin embargo, resulta curioso que en este caso, cuando hay una condena, cuando en el juicio Gendarmería sostuvo que el religioso no estaba apto para cumplir su condena en un medio libre y en un nuevo informe diga que tiende a la reincidencia, todavía no se le haya expulsado pese a que la petición se formuló en marzo pasado, cuando se le quitó la nacionalidad por gracia”.

De Urresti insistió en que “cuando estamos en un momento en que el tema de la delincuencia está sobre la mesa, cuando se hacen caceroleos para pedir mano dura contra los delincuentes, no se aplique el principio de la igualdad ante la ley. Este señor Reilly es un extranjero que abusa de niños, es un pedófilo, más allá de su condición de cura. Por eso hemos dicho que la única explicación que se nos ocurre, ante tanta demora en su expulsión, es que los influyentes y poderosos amigos de este delincuente lo siguen protegiendo”

Finalmente el legislador de Los Ríos indicó que “lo concreto es que Extranjería debiera tramitar y expulsar ahora, más allá de tecnicismos y leguleyadas a este cura pedófilo que sigue constituyendo un peligro para la sociedad, especialmente los más indefensos: los niños. Si él quiere apelar de dicha medida, está en su derecho, pero ese no es problema del gobierno. El gobierno debe velar por el bien común y no seguir regalándole tiempo de estadía en nuestro país a alguien que ni siquiera supo honrar la nacionalidad chilena que en un minuto se le entregó”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo