"Skinny": el gato obeso que logró bajar diez kilos

Por AGENCIA UNO

La gordura excesiva no es nada bueno, incluso en los animales. Y esto quedó refrendado en el sorprendente estado de salud de “Skinny”, un gato obeso que llegó a pesar 18 kilos.

No obstante, la veterinaario Brittney Barton lo adoptó en 2013 y lo llevó al Hospital Veterinario HEAL, donde trabaja. En el recinto ha logrado convertirse en toda una estrella al bajar nada menos que 10 kilos.

Y para lograrlo, ocupó una “técnica humana”, que no es más que una dieta especial y ejercicio, que consiste en caminar durante todo el día por la clínica veterinaria entre semana, pues los fines de semana reside en casa de la doctora Barton quien se mantiene atenta a los hábitos del felino.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo