Corte ratificó condenas a 16 narcos: suman cerca de 100 años de cárcel

Por publimetro

Más de 100 años de cárcel deberán cumplir los miembros de una organización dedicada al tráfico de drogas, que fue desbaratada en la denominada Operación Carlomagno, luego de que la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó la nulidad del juicio y ratificó las condenas.

Se trata de 16 personas acusadas por la Fiscalía Centro Norte por tráfico ilícito de drogas y de asociación ilícita para el tráfico de drogas.

De acuerdo con la investigación del fiscal Maximiliano Krause, los condenados formaban parte de una organización que -al menos desde abril del año 2012- ingresaba marihuana desde Paraguay para distribuirla en la Región Metropolitana.

Para ello, contactaban a ciudadanos paraguayos quienes ingresaban la droga en compartimientos al interior de los estanques de combustible de vehículos acondicionados.

Los ‘cabecillas’ de la organización

Según logró acreditar la Fiscalía Centro Norte en el juicio, una vez que ingresaban la droga al país, se la entregaban a miembros de la organización, quienes la llevaban a la Sexta Región, desde donde la vendían a cerca de 15 organizaciones que operaban en 12 comunas, principalmente de la Región Metropolitana.

Gracias a la investigación realizada en conjunto con la PDI, se determinó que la organización era dirigida desde el penal de Colina 2 por David Arturo Carter Salazar. Este sujeto se contactaba con los proveedores de Paraguay y coordinaba los requerimientos logísticos de cada operación.

A cargo de la recepción de la droga estaba Víctor Manuel Espina Soto, hombre de confianza de Carter, que también se encargaba de la distribución de la misma, el cobro de la venta y la posterior entrega de dicho dinero al encargado del aspecto financiero de la organización.

Este último era Cristian Marcelo Ortega Valenzuela, quien también se encargaba de la custodia y distribución del dinero, obedeciendo las instrucciones impartidas por David Carter. Además, mantenía en custodia las tarjetas telefónicas, dólares americanos, armas de fuego, municiones, joyas y relojes.

Otro de los cabecillas era Eric Riquelme Hernández, encargado de recibir la droga que traían los camiones paraguayos para su posterior transporte a la Región Metropolitana.

En tanto, Claudia Jimena Trigo Araya estaba encargada por David Carter principalmente de recibir y proveer alojamiento a los traficantes paraguayos que venían a Chile.

Estas son las condenas

Tras el juicio, David Carter Salazar fue condenado a 10 años de presidio por tráfico ilícito de estupefacientes y a otros 12 años de cárcel como autor del delito de asociación ilícita para el narcotráfico.

Víctor Espina Soto deberá cumplir una pena de 10 años de presidio como autor de un delito de tráfico ilícito de estupefacientes y 10 años y 1 día de presidio. A ello se suman otros 541 días de presidio como autor del delito de tenencia ilegal de arma de fuego y municiones.

Cristian Ortega Valenzuela, por su parte, fue condenado a 7 años de presidio por su responsabilidad como autor del delito de asociación ilícita para el narcotráfico y a la pena de 5 años de presidio como autor del delito de tenencia de arma de fuego prohibida y municiones.

Eric Riquelme Hernández fue sentenciado a 5 años por tráfico ilícito de estupefacientes y a otros 7 años de por asociación ilícita para el narcotráfico.

Claudia Trigo Araya fue condenada a la pena de 5 años y un día de presidio como autora del delito asociación ilícita para el narcotráfico.

El resto de los acusados recibió sentencias de 3, 4 y 5 años de cárcel por los mismos delitos. La policía incautó abundante droga, dinero y los vehículos usados para ingresar la marihuana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo