Caso Berríos: ex militar se entrega a la justicia

Por AGENCIA UNO

Al Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Punta Peuco, recinto carcelario especial para ex uniformados condenados por crímenes de lesa humanidad, debe ser trasladado Jaime Fernando Torres Gacitúa luego de su detención por parte de efectivos de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones.

Torres fue uno de los 14 condenados por su participación en el caso por el secuestro y homicidio del químico de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) Eugenio Berríos Sagredo, profesional que en 1991 debía declarar en la causa por el homicidio del ex canciller chileno Orlando Letelier ocurrido en Washington, pero fue sacado del país por integrantes activos del Ejército. En 1994 los restos del químico fueron encontrados en una playa en Uruguay.

El mayor (r) del Ejército, actualmente de 50 años de edad, fue condenado a 10 años y un día, como autor de secuestro y 5 años y un día por asociación ilícita.

En primera instancia la condena para los involucrados en el caso fue dictaminada por el ministro en visita extraordinaria Alejandro Madrid en septiembre de 2010. La Corte de Apelaciones en 2013 elevó las penas dispuestas y la Corte Suprema emitió el dictamen definitivo.

Tras la detención de Torres resta por ubicar solamente para el cumplimiento de condena al mayor en retiro del Ejército, Arturo Silva Valdés, el ex escolta personal de Augusto Pinochet y único inculpado por el homicidio de Berríos.

Según la investigación del juez Madrid, Silva, de 59 años en la actualidad, fue quien disparó y dio muerte al hombre que preparó las armas químicas de la DINA. Una pena de 15 años y un día de presidio, como autor del delito de secuestro con homicidio, más 5 años y un día por asociación ilícita, sin beneficios, deberá cumplir por el crimen.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo