Consejos para lograr el financiamiento al comprar una vivienda con subsidio

Por

 

Quienes quieren comprar una vivienda con los beneficios que entrega el Estado a través de los subsidios habitacionales, deben contar con un crédito hipotecario, en los casos del Título I, tramo 2, y Título II, para poder cofinanciar la propiedad.

 

Si bien al momento de realizar la postulación uno de los requisitos es presentar la pre aprobación de dicho préstamo, que en muchos de los casos se puede obtener de forma rápida y sencilla vía internet, al momento de iniciar el proceso de compra es necesario hacer efectiva esta pre aprobación.

 

Para lo anterior, las entidades financieras certificarán una serie de datos relacionados con ingresos, deudas y posibilidades económicas para poder financiar el crédito.

 

Entonces, ¿cómo hacer de este proceso un trámite simple? Desde Gestiona Agencia Habitacional entregan una serie de recomendaciones para considerar al momento de iniciar esta nueva etapa. Revísalos a continuación:

 

1. Vigencia: por lo general, una vez que son aprobados, los créditos tienen una vigencia de 90 días, salvo Banco Estado el cual otorga una vigencia de 120 días. Por ello, durante este plazo se debe firmar la escritura de compraventa de la propiedad. Si no lo hace, deberá revalidar sus antecedentes y la entidad financiera realizará una nueva evaluación. En caso de que su información haya variado, corre el riesgo de perder el crédito, por lo que es clave no contraer nuevos compromisos o deudas que hagan variar la situación financiera inicial.

 

2. Dividendo: el valor del dividendo se calculará de acuerdo a los ingresos y los gastos financieros. Por lo general el monto de la cuota no podrá superar el 25% de las entradas familiares y, sumados todos los gastos como préstamos u otras deudas del cliente, el gasto financiero no podrá superar el 50% de la renta familiar. Esto se define cuando la persona declara su estado de situación al momento de optar al crédito.

 

3. Condiciones óptimas para solicitar un crédito: idealmente, se aconseja no tener protestos o morosidades vigentes, como tampoco grandes deudas o una carga financiera muy elevada, sobre todo considerando las dos variables más importantes que serán el monto del dividendo sumado al resto de compromisos financieros. Para esto, lo importante es que las familias puedan generar una cultura del ahorro, intentando siempre guardar el máximo posible todos los meses.

 

4. Beneficios de asesorarse en una agencia habitacional: al realizar este trámite en una agencia habitacional, la persona tendrá la opción de acceder a diferentes entidades financieras en un sólo lugar, teniendo la posibilidad de encontrar la mejor alternativa, adecuada a la realidad financiera de cada persona.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo