Columna de Joel Poblete: “Revancha” regresa

Por joel poblete

¿Cuántas películas de sufridos boxeadores que luchan por una nueva oportunidad hemos visto a estas alturas? Varias, y de seguro el futuro nos depara aún más; pese a todo, de vez en cuando aparece en este verdadero subgénero cinematográfico un título cuya historia de superación logra destacar por cualidades especiales por sobre el promedio de este tipo de producciones. Este nuevo ejemplo no es precisamente uno de ellos, por más que posea elementos que ayudan a mirarlo con algo de interés.
“Revancha” está dirigida por el estadounidense Antoine Fuqua, quien hace 14 años causó una buena impresión con su segundo largometraje, “Día de entrenamiento”, pero nunca en sus seis cintas posteriores volvió a entregar un filme tan interesante como ese thriller policial recio e intenso. Acá, a partir del guión de Kurt Sutter aborda la historia de Billy Hope, campeón de boxeo que tras una infancia difícil ha logrado consolidarse en el ring y lleva una vida millonaria junto a quien fuera su amor desde que ambos eran niños en un orfanato, la bella Maureen, y la hija de ambos, Leila.
Luego de una pelea al inicio de la película, su esposa intenta convencerlo de que deje de una vez por todas el boxeo antes que sea demasiado tarde, y él al fin está dispuesto a hacerle caso. Pero el destino le jugará una mala pasada y se verá hundido en una tragedia personal, de la que sólo podría ayudarlo a salir el amor por su hija y el apoyo de un veterano entrenador, Tick Wills.
Todo lo anterior suena a cliché y es verdad que ya lo hemos visto en más de una ocasión en cintas pugilísticas, y al ver “Revancha” más de alguien pensará que estamos ante un desfile de estereotipos de este tipo de trabajos. El melodrama acá es predecible y convencional, y hasta pareciera que siguiera un manual de instrucciones para hacer este tipo de películas. Pero no se puede negar que de todos modos tiene elementos que la hacen funcionar e incluso puede emocionar si el espectador baja la guardia, abandona prejuicios y sobre todo trata de no ser demasiado exigente. Se alarga más de lo necesario, no hay muchos matices y aunque Fuqua filma de manera aceptable las escenas en el ring, tampoco sobresale especialmente en ello.
Como suele ocurrir en este tipo de casos, lo que salva al filme son sus actuaciones, en especial por la entrega de su protagonista, un Jake Gyllenhaal que nunca deja de sorprender con sus elecciones actorales, ahora en un rol que originalmente interpretaría el mismísimo Eminem. Con un despliegue físico impresionante, pero por sobre todo con una emoción y sensibilidad que logran hacer creíble el dolor interno y externo de un personaje tan típico, su Billy Hope hace más digna y atractiva esta “Revancha”, sobre todo cuando interactúa con su hija, interpretada por la pequeña y talentosa Oona Laurence.

“Los 4 fantásticos”
En 2005 y 2007 ya hubo dos cintas de “Los cuatro fantásticos” que no causaron demasiado impacto en comparación con otras versiones fílmicas de superhéroes Marvel. Este filme es un nuevo ejemplo de cuando Hollywood intenta reflotar este tipo de personajes, incluso aunque haya pasado poco tiempo después de las películas originales, y a pesar de que eso signifique volver a presentarlos y contar sus orígenes. Ya ha pasado con Batman, Superman y Spiderman, y en algunas ocasiones la jugada ha dado buenos resultados; no es éste el caso, porque aunque este segundo largometraje del director Josh Trank -quien en 2012 tuvo buenas críticas con su debut “Poder sin límites”- tiene un aceptable inicio gracias a la química entre sus protagonistas, de a poco va tropezando en el camino y desaprovecha a un grupo de talentosos actores jóvenes como Miles Teller y Jamie Bell. El guión es flojo y el desarrollo de la historia va perdiendo interés hasta llegar a un desenlace apresurado y olvidable; y ni siquiera los efectos especiales ayudan, ya que son mucho más pedestres que lo habitual en este tipo de producciones.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo