Multas por inasistencias: parlamentarios analizan si medida será efectiva

Por Jaime Liencura M.

Este jueves, el presidente de la Cámara Alta, Patricio Walker, anunció un paquete de 20 medidas para mejorar la transparencia y probidad en el Congreso. Entre ellas se encontraba la idea de multar a los parlamentarios que presenten los más altos índices de inasistencia y si esta situación es reiterada, se podrá caer incluso en la pérdida del escaño. 

Al respecto, le preguntamos a los mismos parlamentarios qué les parece esta medida. 

Juan Luis Castro (PS), el diputado que salió en segundo lugar respecto a sus pares con la más baja asistencia a las sesiones de la Cámara Baja durante el año 2014 aseguró a Publimetro que “yo creo sí, va a ayudar, tienen asidero real en ambas cámaras para ser implementadas. Además, busca establecer parámetros que son equivalentes a lo que ocurre en el mundo del trabajo: cuando una persona no asiste se le descuenta el sueldo. Eso es totalmente razonable”, afirma.

Respecto a la posibilidad de repetir sus inasistencias del año pasado asegura que esta situación ha cambiado. “Si usted mira mis números actuales, en el primero semestre, mi nivel de asistencia está en un 90%. Esto ha cambiado porque el año pasado tuve distintos problemas personales, viajes, enfermedades, pero mis números han cambiado. en ese sentido, es bueno que se emitan este tipo de iniciativas”, aclara el diputado.

Por otra parte, el senador Alejandro Navarro (MAS), quien el año pasado fue uno de los cinco parlamentarios de la Cámara Alta con más alta inasistencia aseguró que “si hay una inasistencia indebida, más que injustificada, me parece que está bien. Pero hay que recordar que el Tribunal Constitucional, agregó una nueva labor parlamentaria, además de legislar y fiscalizar, que es representar la demanda de sus electores con todos los mecanismos que la ley permita. Entonces, la tarea de representar a los electores, explica por ejemplo, estar el día martes en un encuentro nacional de los pescadores donde se debate la visión del sector. En ese caso, tú estás cumpliendo con la trabajo parlamentario”, asegura.

Asimismo, indica que si bien el año pasado salió mal evaluado en términos de asistencia, aseguró que esto no necesariamente se condice con su trabajo. 

“Yo tuve uno de los índices del senador que presentó más cantidad de proyectos (56 en calidad de autor), que tuvo más intervenciones en la Cámara (más de 1.600); en los últimos diez años yo tengo el mayor número de oficios despachados (sobre los 5 mil). Entonces, lo que yo quiero preguntar es qué se entiende por falta injustificada”, agrega. 

¿Qué dice la academia?

El abogado constitucionalista y profesor universitario, José Ignacio Núñez, aclara que “parece que una sanción pecuniaria de magnitud significativa puede ser un avance. Con todo, ello debiera ir acompañado de sanciones igualmente drásticas para quienes adulteren los registros de asistencia o presenten justificaciones falsas para sus ausencias, y estas multas deben ser aplicadas por entidades imparciales, idealmente que no estén integradas por diputados o senadores”. 

Por otra parte, asegura que la pérdida del escaño debiera reservarse para las conductas o faltas más graves, “como la infracción a las normas de financiamiento electoral, o para el uso malicioso de las ausencias a sesiones con el propósito de evitar que se alcancen los quórums de sesión y así boicotear una votación que se puede perder”, dice.

“La lógica indica que las sanciones más drásticas deben imponerse a las conductas más graves o dañinas, porque si a conductas que producen diferentes niveles de daño se les aplica el mismo castigo, el potencial infractor especulará. Si decide arriesgarse a cometer una falta, preferirá las más graves si resulta que al final el castigo es el mismo que para las leves”, señala el profesor.

En ese sentido, el senador Alejandro Navarro advierte ya de una mala práctica que podría ocurrir para evitar las multas, pues la ha visto entre otros parlamentarios: presentarse los primeros cinco minutos para así quedar presente en los registros y tras ello, salir de sala. 

“Eso se hace, o sea, hay parlamentarios que ni siquiera están cinco minutos sino que un minuto en la sala y se va, lo digo yo que fui presidente del Senado”, agrega Navarro.

En otro sentido, señala que las medidas podrían ser beneficiosas, pero nunca serán suficientes para mejorar la imagen que tiene el país sobre los políticos. 

“La medida de las multas, no van a mejorar la pésima imagen que tiene la gente del Congreso”, finaliza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo