¿Cómo evitar el robo de tu perrito? Experta responde

Por UNIVERSIDAD DEL PACÍFICO

 

Para muchos, los perros son un integrante más de la familia, por lo que perder a la mascota regalona del hogar puede llegar a convertirse en una verdadera tragedia.

Lamentablemente el robo o secuestro de mascotas se ha convertido en algo cada vez más común en nuestro país, ya que Carabineros incluso ha detectado la existencia de bandas organizadas que se dedican a sustraer mascotas para luego venderlas en el mercado negro o con el objetivo de cobrar las recompensas que ofrecen los dueños.

“Mientras más bello sea el ejemplar, más atractivo será para los ladrones. La mayoría de las veces roban perros de raza pequeña, que son más fáciles de tomar y llevar, para luego venderlos o reproducirlos en el comercio clandestino, causando un gran sufrimiento a la familia. Existen bandas que reducen las mascotas hurtadas en ferias o mercados persas”, explica la docente de Medicina Veterinaria de la Universidad del Pacífico, doctora Sylvia Arrau.

Por lo mismo, la especialista entrega importantes recomendaciones para evitar estos robos. “Cuando lo saque a pasear, de preferencia hágalo de día, cuando aún hay luz, ya que así estará más atento a cualquier intento de robo.  Llévelo a lugares con movimiento de personas, que sean conocidos y seguros”, aconseja Arrau.

Una vez en la calle, no descuide a su mascota. “Nunca ande con el perro suelto, sin correa. Camine junto a él y póngale un arnés, collar y/o correa de paseo. Ubique a la mascota a su derecha, para que las personas pasen por el otro costado”, puntualiza la Doctora en Ciencias Farmacéuticas.

Durante el paseo es muy probable que varios transeúntes se acerquen a acariciar a su perro. Debe tener cuidado, ya que no siempre es con buenas intenciones. “No permita que nadie más que usted lo toque o acaricie. Es preferible que los curiosos piensen que el perro es bravo y puede morder, antes que aceptar que sea un animal demasiado amistoso y por tanto fácil de robar”, admite la docente.

Por otro lado, es común ver a perros amarrados a un árbol o a un poste mientras su amo está haciendo las compras del supermercado o algún trámite. Esto es un error garrafal, así como también dejar que su perro salga solo a pasear por ahí. “Lo que facilita el robo de mascotas es el descuido. Algunas de las malas prácticas más comunes son amarrar las mascotas afuera de los supermercados, dejarlos expuestos en vehículos durante largo tiempo, sacarlos a la calle sin collar o arnés, mandarlos de paseo con niños solos o con las nanas a las plazas, donde hay bandas que observan el movimiento y rutina de las personas. Hay que revisar cada detalle, ya que estos individuos están atentos a cualquier descuido”, advierte la médico veterinaria.

Hay que recordar que la tecnología también ha entrado al mundo de los animales de compañía. Hoy existen microchips que prometen al dueño poder ubicar a sus mascotas cuando éstas desaparecen. “Los microchips sirven, ya que su objetivo es que se pueda identificar la mascota, especialmente si se ha perdido en la calle o llega a una clínica para ser atendida”, comenta Arrau.

¿Cómo funciona esta especie de GPS que se le agrega a la mascota? “El chip se puede someter al lector de un código de barras y éste le entregara los datos registrados por su dueño, siempre que sean compatibles ambos dispositivos. La tecnología de los chips ha ido variando muchísimo. Existen diferentes tipos de lectores y no todos leen el 100 % de los chips”, explica la especialista de la U. del Pacífico.

Tampoco los microchips entregan cien por ciento de seguridad, ya que los delincuentes pueden sacarlos. “No es un mecanismo infalible. Con la colaboración de algún cómplice que tenga algunos conocimientos médicos, el delincuente puede detectar el chip en el sitio donde fue implantado y extraerlo. Con respecto de las chapas identificadoras, son útiles si es que el animal se pierde, porque en ella se puede grabar un teléfono, de preferencia de red fija, un nombre, aunque eso igual lo expone a que un falso dueño lo llame por su nombre sin serlo y lo robe”, describe Sylvia Arrau.

Finalmente, los ladrones más osados pueden sustraer a la mascota desde el mismo patio de su casa. “No crea que solamente se lo podrían robar al salir a la calle o desde dentro del vehículo. Existen los robos de animales desde los jardines o patios de los propios dueños, sobre todo cuando son descuidados en la seguridad de las puertas o cuando los espacios entre los barrotes lo permite. Incluso saltan las rejas para sacar al animal de su medio”, alerta la experta.

Tips para evitar que le roben su mascota

– Saque a pasear a su mascota de día, ya que cuando hay luz podrá estar más atento a cualquier intento de robo.

– Lleve a su perro a lugares donde haya constante movimiento de personas, ojalá conocidos y seguros.

– Nunca ande con el perro suelto, sin correa. Camine junto a él y póngale un arnés, collar y/o correa de paseo.

– Ubique a la mascota a su derecha, para que las personas pasen por el otro costado.

– No permita que nadie más que usted lo toque o acaricie. Un animal demasiado amistoso es fácil de robar.

– Nunca amarre a su mascota afuera de los supermercados ni los deje en vehículos durante largo tiempo, ya que hay individuos atentos a cualquier descuido.

– No mande a su mascota de paseo con niños solos o con las nanas en las plazas, ya que hay bandas que observan el movimiento y rutina de las personas.

– Póngale un microchips y una placa identificadora a su mascota.

– Asegure bien las puertas de su casa y elimine espacios entre los barrotes para evitar que los ladrones sustraigan a su mascota desde su propia casa.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo