Van Rysselberghe emplaza a Bachelet a ir a la Justicia tras polémicos dichos sobre aborto

La Presidenta dijo que "en Chile hay aborto" y la senadora de oposición le pide que entregue los antecedentes sobre sus palabras. El debate marca la diferencias de opiniones que hay al respecto en la DC

Por Jaime Liencura M.

Era 30 de diciembre cuando Helia Molina, entonces ministra de Salud, presentó su renuncia a la cartera pues dijo a la prensa que en “familias conservadoras han hecho abortar a sus hijas”. Este domingo la Presidenta Bachelet dijo algo no tan distinto, pues aseguró que en nuestro país la “la gente que tiene buenos recursos lo hace en buenas condiciones”. Con ello encendió de nuevo el debate respecto a la despenalización de la interrupción del embarazo.

En entrevista con Radio La Clave, la Mandataria aseguró que “En Chile hay aborto” y agregó que las personas acomodadas acceden a este tipo de tratamientos en buenas condiciones mientras que las personas de bajos recursos “lo hace en malas condiciones y con riesgo para la mujer”. 

Ante estas palabras, la Jefa de Estado encendió del debate entre los parlamentarios que en las próximas semanas deberán analizar el proyecto de despenalización del aborto en tres causales, que aún se encuentra en la comisión de Salud de la Cámara Baja.

La senadora de oposición, Jacqueline Van Rysselberghe emplazó a la Presidenta a entregar los datos a los organismos investigadores. “Yo creo que la Presidenta se equivocó. Desconozco cuál es las razón por la que dijo eso. Si ella tiene antecedentes reales de que eso ocurra, lo que tiene que hacer es entregarlos a la Justicia” aseguró la senadora  a Publimetro

“El que haya aborto no necesariamente es indicador de que se deba legalizar. En Chile hay asesinatos, hay robos y eso no es un argumento para que tengamos que legalizar el asesinato o el robo”, agregó. 

En cambio, para el diputado socialista, Osvaldo Andrade, las palabras de la Presidenta no son más que “una verdad del porte de una catedral”. 

“Es la razón por la cual esta discusión tiene un componente de cierta hipocresía. Negarse a la existencia de una situación de esta naturaleza es negarse a ver la verdad”, dijo a Publimetro el ex timonel de la colectividad.

Cuando Helia Molina presentó su renuncia a causa de sus dichos, Andrade, quien entonces era presidente del PS, dijo que “era insostenible que continuara en su cargo”. Ahora, asegura que los contextos son distintos. 

“La diferencia es muy simple, que la Presidenta es la Presidenta, y la ministra era una ministra, es tan simple como esa. Hay cosas que la Mandataria puede decir que los jefes de cartera no”, agregó Andrade. 

“La ministra abrió un debate que no correspondía que lo abriera ella”, señaló. 

Diferencia con la DC

Por otra parte, las palabras de la Presidenta marcaron las diferencias de opinión que existen en la Democracia Cristiana respecto al aborto. Ejemplo de ellos fue la posición que adoptó René Saffirio quien aseguró que no se referiría a esta materia hasta que diera su voto. 

“Lo voy a definir en la sala, voy a votar en conciencia. Ningún proyecto es para ganarse el odio de nadie”, dijo.

Por otra parte, Pablo Lorenzini aseguró que las palabras d ella Presidenta no condicionan a la DC. “Nosotros lo hemos conversado con la bancada y en estoy hay libertad de acción. En esto cada uno va a votar en conciencia de acuerdo a lo que considere pertinente”, agregó quien se declara partidario de votar a favor de despenalizar el proyecto en dos causales: cuando hay riesgo de la madre y en caso de inviabilidad del feto. 

De hecho, agregó que “a mi me parece que bien que la Presidente sea sincera, ella es médico y conoce el tema en forma acabada. Estaba haciendo falta un poco que ella sea la que siempre fue. La gente quiere escuchar a su Presidenta como era antes”.

Cabe mencionar que el proyecto se encuentra en discusión en la comisión de Salud y que tras esto debería votarse en general en la Cámara de Diputados para luego pasar al Senado. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo