Pieza clave: imagen podría dar giro a caso de mujer descuartizada

En 2013, personas que llegaron a las visitas en el penal Santiago 1 declararon ver una pequeña fogata en un paso bajo nivel de la Autopista Central. En el humo, se escondía el cuerpo desmembrado de una mujer y una historia aún no resuelta.

Por publimetro

Marta Peña Zamorano, de 31 años y madre de tres hijos, apareció sin vida y descuartizada en un paso bajo nivel perteneciente a la Autopista Central, ubicado en la cercanía del penal Santiago 1. Su muerte, hasta ahora rodeada de misterio, podría comenzar a entregar resultados positivos a raíz de un fotograma de una cinta de seguridad, la que debió ser mejorada de manera digital.

Como detalló el noticiario T13, en dicha imagen aparece un sujeto con el rostro tapado, que porta un carro de supermercado y que muestra una evidente cojera, registro que fue liberado esperando que con esta descripción la persona pueda ser identificada por testigos.

La historia se remite al 22 de octubre de 2013, cuando las personas que concurrían al penal para visitar a los internos, reportaron la presencia de una fogata en el lugar, no imaginando que se trataba de una mujer que a la que le quitaron la vida con un lazo para luego ser desmenbrada con herramientas ideadas para este fin, como detalló la investigación.

Salvo la pelvis, de acuerdo al reporte de Canal 13, las otras partes del cuerpo fueron encontradas en el lugar, llamando la atención un detalle: los restos mortales de Peña Zamorano habrían sido refrigerados, mientras que el ‘trabajo’ de descuartizamiento habría sido hecho por personas con conocimientos en carnicería.

Hace un año, por su parte, un cuidador de automóviles señaló que una persona fue vista peleando frente al altar levantado en la memoria de la mujer, pero escapó al percatarse que era visto. Lo particular, es que esta persona también cojeaba.

En el carro de supermercado donde se transportaron los restos, no sólo apareció sangre de Marta Peña, ya que una segunda muestra aún no puede ser individualizada.

Para especialistas, se trataría de un sádico o una persona que quiere mandar un claro mensaje a la justicia, ya que el hecho donde fue encontrada la mujer está también cerca del Centro de Justicia.

El caso, tras dos años, sigue su curso investigativo, en una trama que rodea a múltiples ex parejas de Marta Peña Zamorano, prostitución, una realidad oculta a su familia y una serie de datos aún difíciles de unir entre sí.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo