EEUU se recupera y le da un respiro al mundo

Por

Pablo Contreras Pérez

 

La economía de EEUU creció a un ritmo anual del 3,7% en el segundo trimestre del año, según el dato revisado que divulgó ayer el Departamento de Comercio de ese país.

 

La cifra supone un alza respecto del 2,3% previamente calculado y superior, al 0,6% registrado en los primeros tres meses del año.

 

Según datos oficiales, el gasto de los consumidores fue el principal impulsor del PIB estadounidense, dato que pasó del 2,9% a calcularse en el 3,1%.

 

A su vez, el gobierno norteamericano destacó que tanto las exportaciones como las importaciones mejoraron.

 

En medio de la debilidad que muestra, ¿qué implicancias tiene en que la primera economía del mundo se esté recuperando?

 

“La economía americana sufrió una profunda crisis bancaria hace seis años atrás. Para poder iniciar la recuperación bajaron su tasa de interés de manera sustancial. De hecho, la tasa de interés en EEUU es la más baja desde el año 48 y eso está llegando a su fin”, explica Tomás Flores, Director de Proyectos Académicos de la Universidad Mayor.

 

El también ex subsecretario de Economía del gobierno de Sebastián Piñera, añade que ahora que EEUU ha retomando su capacidad de crecimiento y que el desempleo ha ido bajando, “paulatinamente el momento en que las tasas de interés comience a subir se está acercando”.

 

Flores afirma que la concreción de esto último es en parte responsable del fuerte incremento de valor del dólar en Chile, siendo una de las principales consecuencias de la recuperación estadounidense en la economía chilena.

 

En tanto, Rafael Garay, economista y CEO de Think Co. sostiene que “la recuperación de EEUU es sólida, lo que pasa es que está siendo más lenta de lo que se esperaba”, añadiendo que en sus estimación de crecimiento es de 3,3% para 2015.

 

 

No compensa debilidad de China, pero ayuda

 

Por otro lado, pensar en que la recuperación norteamericana pueda de alguna manera compensar las consecuencias de la desaceleración China no es totalmente cierto.

 

“China es nuestro principal socio comercial, es nuestro principal cliente en cobre, y en la medida que el crecimiento chino se ha desacelerado, eso ha arrastrado a los precios de las materias primas, y eso indudablemente nos genera un perjuicio que nos lleva a ser muy prudentes en las proyecciones para el próximo año”, recalca el economista.

 

Lo que sí se puede considerar es que ahora la nación norteamericana se encargará de empujar la economía mundial, ante el freno del gigante asiático.

 

Asimismo, el académico de la U. Mayor resalta que EEUU “es un destino sustancialmente importante de algunos productos de exportación nuestros”, por lo que este mejoramiento de la economía del país del norte ha sido aprovechado por nuestros exportadores, sumado al beneficio del tipo de cambio alto.

 

En ese sentido, Garay coincide, pero también añade que la nación norteamericana “también es un socio importante para China, son economías muy interdependientes. Por tanto, en la medida en que EEUU le vaya mejor, tira el carro y obviamente favorece al crecimiento mundial“.

 

Y Flores puntualiza que “en la época en que EEUU estuvo muy complicado, fue China el que apalancó al mundo y lo puso sobre su espalda, y ahora ha llegado el turno de que EEUU probablemente tenga ese rol”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo