¿Por qué esta estatua humana está indignada con la Municipalidad de Santiago?

La "Dama de Blanco" acusó a Carolina Tohá de aprovechamiento político y dice que su lucha es para que dejen trabajar a todos los artistas en la Plaza de Armas

Por Jaime Liencura M.
Municipalidad de Santiago aclara:

El martes 25 de agosto convocamos como Municipalidad a una reunión con la agrupación de Estatuas Humanas, la que fue muy fructífera. Ahí se acordó que desde este lunes contarían con el permiso en Plaza de Armas, ya que en el caso de Carolina la autorización que tenía vigente en Ahumada no le satisfacía.

En esta administración siempre se ha generado diálogo, aquí no existe persecución de ningún tipo a los artistas, por eso nos cuenta entender que después de todos los avances obtenidos y de la buena evaluación que ha habido de parte de esta agrupación al trabajo en conjunto, sigan este tipo de polémicas que solo confunden a la opinión pública y no dejan claro que la artista sí tiene permiso y podrá actuar allí.

Todo comenzó la semana pasada con una carta abierta a la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá escrita por una estatua humana que tiene ese mismo nombre pero cuyo apellido es Vásquez. Conocida en el mundo del arte como “Dama de Blanco”, en su misiva decía que se sentía utilizada por la edil. 

“Me acuerdo cuando Carolina (Tohá), me busco aquella vez que llevamos a Zalaquett a la prensa porque no nos dejaba trabajar”. Con el tiempo, según su carta, la alcaldesa se habría olvidado de ella. “Hoy, qué puedo decir de ti Carolina, tengo tantas cosas en la cabeza me siento traicionada y utilizada, solo puedo decir que has sido el peor alcalde de Santiago”, decía la carta de la estatua humana. 

Carolina Vásquez decía que no la dejaban trabajar en el kilómetro cero de Santiago y que Carabineros la había multado varias veces. Su carta se compartió miles de veces en las redes sociales y tras ello se reunió con Bernardita Lorenzini, administradora de la Plaza de Armas. Llegaron a un acuerdo que consistió en darle permiso para trabajar ahí, justo enfrente de una de las puertas de la Catedral de Santiago. 

Y aunque ambas partes pensaron que el problema se había solucionado, Carolina Vásquez dice que el tema no está cerrado. Ello, pues asegura que hay una persecución en su contra. 

“Yo tengo fotos donde aparecen los Carabineros trajinando mis cosas personales, entonces si eso no es persecución, ¿qué es?”, dice a Publimetro la estatua humana. 

A su vez, Bernardita Lorenzini dice que se ha reunido con Carolina y que creía que habían llegado a un acuerdo que finalizaría el asunto. “Según lo que ella me explicó que un Carabinero le había pedido una patente pero eso no puede ser, es falso. Los artistas callejeros no tienen licencia de patente municipal, eso no es correcto”, dice la administradora de la Plaza de Armas y agrega que “ellos tienen un permiso”.

“Yo sostuve reunión con el Mayor de Carabineros que está a cargo de todo el servicio en el Casco Histórico y les hice esta bajada (de información) y les señalé también que por favor hicieran esa bajada (de información) a los oficiales que corresponden”, agrega Lorenzini, con el objetivo que los uniformados permitan a los artistas trabajar en el centro.

Plaza de Armas: el punto de la discordia

Otro punto donde hay dos versiones distintas es en el permiso otorgado por la Municipalidad de Santiago. Según la representante de la alcaldía,  una vez que se cerró la Plaza de Armas, los artistas fueron reacomodados en el Paseo Ahumada. Pero cuado se reabrió el kilómetro cero de la ciudad, algunos pidieron volver y otros quedarse en los puntos en los que adoptaron transitoriamente.

“Hubo gente que pidió volver a la Plaza y otros que querían quedarse en las esquinas de Ahumada porque les acomodaba”, agrega Bernardita. 

Sin embargo, Carolina dice que no es tan así. “La Plaza de Armas nunca ha estado para nosotros (…) ella dijo que era imposible que trabajáramos ahí. Incluso dijo que tenía que cambiar una ordenanza del municipio. Me dijo, si yo te doy permiso a ti, ¿qué hago con el resto?” 

Lorenzini dice que “ella me dijo que quería volver a Plaza de Armas y al final se le dio permiso”. La estatua humana confirma ese punto pero agrega algo más. “Sí, yo ya tengo permiso para trabajar en la Plaza de Armas, pero ¿qué pasa con los demás artistas, los músicos, los pintores?”.

La ‘Dama de Blanco’ declara que “yo no quiero hacer ningún show mediático en contra de la alcaldesa Carolina Tohá, que quede claro eso” y agrega que su lucha va en contra de la persecución que, a su juicio, existe con los demás artistas que han declarado cosas a la prensa “para quedar bien con la municipalidad”.

“Yo voy a seguir luchando hasta que se reconozcan a todos los artistas”, finaliza Carolina, la artista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo