Cristina Fernández critica a quienes "ponen en duda el sistema democrático" argentino

Por

La presidenta argentina, Cristina Fernández, apuntó hoy contra quienes “ponen en duda el sistema democrático” del país, tras la unión de los principales candidatos opositores a la Presidencia para pedir transparencia en los comicios generales del próximo octubre.

A los que agravien, a los que descalifiquen, a los que quieran poner en duda nuestro sistema democrático, dejémosles esa tarea para ellos”, enfatizó hoy la mandataria en un discurso transmitido por cadena nacional.

Fernández cuestionó así las críticas al actual sistema electoral, que se han repetido a lo largo de los últimos meses por las polémicas registradas en diversos comicios del maratónico año electoral argentino que concluirá con la elección de un nuevo presidente tras 12 años de kirchnerismo en el poder.

La jefa de Estado argentina inauguró hoy la estación ferroviaria “Ciudad Universitaria”, ubicada entre una de las principales sedes de la Universidad de Buenos Aires en la capital argentina y al club River Plate.

Acá nos ven reunidos. No para criticar, no para amargarle la vida a la gente con mala onda o para instalar el desánimo o para criticar a otros“, sostuvo Fernández junto al candidato presidencial kirchnerista, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

El miércoles pasado, los principales candidatos opositores a la Presidencia – el conservador Mauricio Macri, el peronista disidente Sergio Massa y Margarita Stolbizer de centroizquierda- ofrecieron, pese a sus diferencias, una rueda de prensa conjunta para pedir que el Gobierno de Fernández garantice “transparencia” en las elecciones del próximo 25 de octubre.

Legisladores de la oposición, además, reclamaron el jueves pasado cambiar el sistema electoral actual, que utiliza una papeleta independiente por cada fuerza a nivel nacional, para establecer una boleta única en la que el votante pueda marcar con una cruz al candidato que desea elegir.

El pedido llegó luego de las serias irregularidades registradas en las elecciones a la Gobernación de la provincia norteña de Tucumán el pasado domingo, que incluyeron denuncias de fraude, de compra de votos a cambio de bolsas de comidas, y la quema de 42 urnas.

Además de las irregularidades detectadas en Tucumán, la oposición argentina denunció robo de papeletas y votos no contabilizados en las primarias de la provincia de Buenos Aires, mientras que sembró dudas sobre el ajustado triunfo del socialismo en la provincia argentina de Santa Fe, cuya papeleta única ahora se propone como modelo. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo