Sólo 78 personas han donado sus órganos este 2015

Las autoridades asumen que debe mejorar la coordinación entre los donantes y sus familias, quienes actúan como garantes de la decisión.

Por Daniela Melo

El pequeño Cristóbal Gelfestein de 13 años, padece un extraño problema que obstaculiza la oxigenación de la sangre producida en los pulmones y provoca problemas cardiacos. Hace tres semanas su vida era normal, pero luego de visitar al médico por agotarse demasiado tras realizar actividad física, descubrió que padecía la misma enfermedad que tres años atrás había matado a su hermana de 17 años.

Cristobal se encuentra esperando un trasplante pulmonar con urgencia debido a la Hemangiomatosis Capilar Pulmonar que sufre. Esta insuficiencia se ha presentado sólo en 50 casos de todo el mundo y según el Dr. Felipe Rivera, jefe broncopulmonar de la Clínica Dávila, no se conocen las causas de esta enfermedad. “Se inflaman los pequeños vasos capilares de los pulmones y eso infiltra el pulmón, lo que provoca un endurecimiento y aumento de la presión del sistema. Esto provoca a la larga una alteración de la respiración porque no se puede intercambiar oxígeno ni monóxido de carbono. La única solución a esta falla respiratoria es el trasplante, no hay otra manera”, indica a Publimetro.

Sin embargo, este 2015 a la fecha sólo han habido 78 donantes en todo el país, una cifra muy baja y similar al año pasado. Lo que indica que sólo existen 7 donantes por cada millón de personas. Esta cifra dista mucho del resto de los países latinoamericanos, en Uruguay (18 por millón), Argentina (16 por millón), Brasil (13 por millón) y en mejores escenarios se encuentra España (35 por millón) y la de Estados Unidos (25 por millón).

El Dr. José Luis Rojas, coordinador nacional de trasplantes del Ministerio de Salud, explicó a Publimetro, que es una cifra muy baja con respecto a las necesidades del país. “Es una tarea pendiente, en el ámbito sanitario el resultado ha sido positivo, si bien es cierto los números no han aumentado, ha aumentado mucho la calidad, de cada donante se utilizan 3 órganos, gracias a un sistema muy profesionalizado, pero todavía le falta instalarse en las políticas de prioridad sanitaria”.

Por otro lado las críticas apuntan a la falta de conciencia y conocimiento de la población “debemos acercar el tema, que la gente entienda que es necesaria la conversación en las familias, que si pierden a un ser querido no lleguen a decidir la posibilidad de la donación, sino que esté clara la voluntad del fallecido”, afirma Rojas.

Aunque el Minsal determinó en el 2013 que todas los chilenos son donantes, cabe destacar que hoy en día eso no basta, porque la familia debe saberlo.Independiente del trámite notarial que se puede realizar en vida para determinar que no se quiere donar, basta con transmitir a la familia la voluntad, porque ellos son los garantes de la decisión final.

Lista de espera

En promedio la lista de espera está cercana a las 1600 personas. Al rededor de 1300 esperan riñón, 120 hígado, 350 esperando pulmón, 20 esperando corazón y páncreas, entre otros. Rojas explica que para el trasplante de pulmón se debe esperar en promedio seis meses, es más complejo de encontrar. “Mientras más donantes hayan, este tiempo de espera puede disminuir. Se debe acercar el tema a la población y eso implica trabajar con la educación”, expresa el especialista.

Muchas veces los trasplantes de corazón y pulmón tienen dificultades propias, son órganos que se deterioran mucho más rápido cuando fallece la persona y por lo tanto es más difícil de procurar. Asimismo, como van en el tórax se necesita tener compatibilidad entre el donante y receptor. Cuando son donantes muy pequeños cuesta encontrar un donante adecuado, porque hay que incluir el peso y la talla como variable.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo