Así funcionará Sky cuando se convierta en "low-cost"

Por

 

AgenciaUno

 

El anuncio de Sky Airline de convertirse en una línea “low-cost” puede generar una verdadera revolución en el tráfico aéreo. Las líneas de bajo costo han tenido un gran éxito en EE.UU. y Europa, lo que podría ocurrir en Chile gracias a su principal característica: pasajes a bajo precio.

Para lograrlo, la línea aérea dirigida por Holger Paulmann dejará muchas cosas de lado para poder posicionarse como una “low-cost” desde el 4 de septiembre. Hasta el momento, las medidas anunciadas son:

– Desaparecerá la comida a bordo. Será reemplazada por un bebestible.
– Desde el próximo año, todas las rutas dispondrán de un servicio de comida a bordo pagado.
– Venta de pasajes “one way” (un sólo tramo), a precios más baratos que uno ida y vuelta. Venderán pasajes a $10 mil y viajes más largos en $30 mil. Todo más tasas de embarque. Con compra anticipada y podrían ser más baratos que un viaje en bus.
– Están evaluando el cobro del equipaje, específicamente por la primera maleta ingresada.
– Cobrarán por reservar los asientos de las primeras filas o cerca de las salidas de emergencia.
– La flota actual de 15 aviones aumentará sus horas de vuelo de 8 horas diarias en promedio a 10 horas.
– Viajes con menos escalas. Antes el 80% tenía detenciones. Ahora sólo paran en Puerto Montt los vuelos Santiago-Punta Arenas y Santiago-Balmaceda.

 

Cuáles son las principales características de las “low-cost”

Entre los elementos que convierten a una aerolínea en una línea de bajo costo destaca, el uso de un sólo tipo de avión. Con ello, se reducen los costos de mantenimiento y de servicio de las aeronaves. Además de disponer de una única clase.

La eliminación de intermediarios a la hora de comprar pasajes es clave. Por eso la adquisición de los tickets se realiza directamente a través de sus sitios web.

Algunas operadoras tienen precios variables, que parten con bajos valores que se incrementan a medida que se llena el vuelo. Si se acerca la hora del vuelo y no se llena, vuelven a reducir los precios para cubrir al menos el costo.

Lo más llamativo son sus estrategias de marketing creativas, divertidas y polémicas para que su mensaje sea efectivo y rentable.

Con operar sólo vuelos directos, se ahorran todo lo que se refiere a escalas y enlaces. Y en cuanto al lugar de salida y llegada, las líneas optan por aeropuertos secundarios, más baratos en tasas portuarias y menos saturados que los grandes.

En cuanto a los horarios de viajes, también eligen salidas a primera hora de la mañana y a la última de la noche, con ello reducen costos al usar “slots” más baratos.

Por último, tienen menos gastos en personal, debido a los sueldos menores o a los costos que se ahorran en alojamiento y dietas de la tripulación.

 

En Europa, el caso de Ryanair

La irlandesa Ryanair comenzó su operación con 4 vuelos diarios en 1985, transportando a 5.000 pasajeros en su primer año. Para este 2015 tendrán 103 millones debido a los 1.600 vuelos por jornada y para el 2020 esperan llevar 120 millones de pasajeros.

En 1986 ofrecieron vuelos Dublín-Londres a 99 libras, la mitad del precio de los otros operadores. Pero no fue hasta la década del 90 en que se convirtió en low-cost, inspirados en lo que hacía Southwest en EE.UU.: sacaron la comida y la bebida gratuitas, creció su frecuencia y bajaron tiempos muertos entre operaciones y comenzaron con sus promociones, como por ejemplo, vuelos por 5 y 10 euros ( aproximadamente $7.000) en el 2002.

En el 2015, la compañía presenta un coste medio de un vuelo es de 47 euros ( unos $32.000 pesos), ya no tiene excesivos recargos por sobrepeso, permite maletas y hasta un bolso extra a bordo, cada vez usa más los aeropuertos de Madrid y Barcelona y su tasa de ocupación es de 90%, con muy pocas cancelaciones.

 

Ventajas y desventajas para los pasajeros

Sin lugar a dudas, sus precios más competitivos hacen que volar en avión sea algo asequible, con pasajes a destinos demandados por menos de cien euros ($70.000), ida y vuelta. Además, ya no es necesario comprar con tanta antelación los pasajes.

Pero la reducción de costos pasa por cosas como el servicio que se ofrece al interior de los aviones. Así, eliminan el servicio de comida (incluso el de ofrecer periódicos) y eligen vender los alimentos.

Una de los puntos que genera tensión con los usuarios es la alta tasa extra por cada kilo de más que cobran cuando una maleta supera el peso permitido. Y no sólo eso, la mayoría de las líneas limita a un bulto como equipaje de mano, además de las restricciones de las medidas.

Por otro lado, no hay conexiones entre aeropuertos y se deben comprar dos tickets si se quiere ir a otro lugar. Así también, debido a que usan aeropuertos secundarios, alejados de zonas céntricas, los turistas deben desplazarse hasta las ciudades por su cuenta, lo que encarece el viaje.

Y si llega a ocurrir algún percance (pérdida de equipaje, cancelaciones, retrasos o pérdidas del vuelo), se suelen ofrecer las mínimas compensaciones. A lo que se añade que estas líneas optan por eliminar oficinas físicas, lo cual hace más que cualquier reclamo sea una tarea más complicada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo