¿Dolor de espalda? Recupérate con estos 7 simples ejercicios

Por Daniela Melo

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló que las enfermedades reumáticas en su conjunto “suponen la primera causa de incapacidad física en el mundo occidental”. Estos dolores, especialmente de espalda, se caracterizan por tener un alto impacto en la capacidad para trabajar: afectan a la resistencia, reducen la capacidad cognitiva, la concentración, la movilidad, empeoran el estado anímico y producen fatiga.

Según el especialista Cristián Contador, director de la carrera de Kinesiología, en la Universidad San Sebastián, existen simples ejercicios para librarse del dolor de espalda y mejorar la posición lumbar. Este tipo de problema se diferencian en dos tipos:

Los “dolores discales” generalmente se presentan mediante un dolor en flexión, es decir que la persona se agacha y le duele. Para estos dolores se necesita flexibilizar la columna.

1.- Posición de gateo: La persona se debe sentar en los talones y estirar los brazos para que la columna se alargue.

2.- Gato engrifado: En la misma posición de gateo uno levanta la columna y la baja, lo que flexibiliza mucho la columna.

3.- Posición prona: Con el cuerpo boca abajo se levanta la columna con los brazos y se extiende hacia atrás con suavidad.

Para los “dolores facetarios”, que son las “patitas” de las vértebras, generalmente se produce cuando la gente hace extensión de la columna y les duele.

1.- Cuando uno tiene colores de columna, debe flectar las piernas y de esa manera la curva lumbar se aplana. Se lleva una rodilla al pecho, se abraza y las dos juntas y abrazarlas. Este ejercicio siempre se realiza en expiración, cuando uno va botando aire.

2.- La salud lumbar depende de como está la musculatura abdominal, ya que esta funciona como una faja y estabiliza la zona lumbar. Así que el ejercicio pertinente es poner las manos sobres las caderas por los lados y apretar el abdomen, en varias series.

3.- Los abdominales oblicuos también estabilizan la columna. Se realiza un abdominal cruzado, el codo derecho se acerca a la rodilla izquierda y lo mismo al contrario.

4.- Otro ejercicio que también ayuda es ponerse de espalda con una pierna estirada y la otra doblada. Se pone el brazo en diagonal a la pierna estirada. Se carga con la pierna y el brazo al mismo tiempo hacia un costado y luego hacia el otro lado. Con esto se trabaja un grupo de músculos llamados multífidos, que estabilizan la columna vertebral.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo