Llega a Chile revolucionaria tecnología que evitará infartos

El Hospital Gustavo Fricke realizó el primer implante de un stend que libera una droga que garantiza que las arterias no vuelvan a taparse.

Por Daniela Melo

Un infarto se produce cuando cuando una arteria coronaria se cierra en forma abrupta y para salvar a esa persona es necesario que los médicos abran la arteria afectada. Ante esto el tratamiento aconsejado es la angioplatía, pero aún así no ha logrado ser una solución prolongada en el tiempo. Es por esta razón que se implantó por primera vez en Chile, en el Hospital Gustavo Fricke, un “stent” (endoprótesis vascular) diferente y más avanzado, que supone una revolución para el tratamiento.

Se trata del Resolute Onyx, considerado el stent coronario más avanzado de su clase. Como ningún otro stent lo hizo antes, este dispositivo, al ser implantado, libera una droga llamada Zotarolimus, que reduce notablemente las posibilidades de que la arteria tratada vuelva a cerrarse y provoque un nuevo infarto.

El Dr. Humberto Torres, cardiólogo del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, explicó a Publimetro, que “ante un infarto, la angioplastia, con un implante de un stent, es el tratamiento más recomendado, ya que tiene un 90% de efectividad. Es una opción que permite que la sangre vuelva a fluir por la arteria, se utiliza en medicina hace más de 20 años”.

“Hay que considerar que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Chile, y dentro de éstas, el infarto es la más importante. De hecho, 70 de cada 100 mil personas sufren un infarto en Chile”, señaló Torres.

El nuevo stend tiene una tecnología llamada “Corewire”, que permite que la intervención sea aún más fácil para el médico, ya que su diseño más delgado y resistente, permite que pueda ser instalado con mayor efectividad y rapidez. Con esta nueva tecnología, además, el stent logra ser mejor posicionado en las paredes de la arteria.

Normalmente, tras el implante de un stent, el paciente debe permanecer de 6 a 12 meses con una terapia antiagregante muy severa, a través de medicación oral. Sin embargo, el Resolute Onyx, al ser tan seguro, permite que, eventualmente, el paciente deje la medicación después de un mes de tratamiento.

En Chile, el 80% de los usuarios de stent coronarios proviene del sistema público de salud, por lo que este lanzamiento podría beneficiar a muchas personas. Es una tecnología ya ha sido probada en Europa y Estados Unidos, con positivos resultados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo