Déficit de médicos: 64% de chilenos apoya llegada de extranjeros para frenar crisis

Según los estudios realizados por la OCDE y el Ministerio de Salud en la actualidad faltan al menos 1.600 médicos para los hospitales en cargos de jornada completa y cerca de 3.200 para la atención primaria.

Por Nathaly Lepe

El caso del médico venezolano que fue detenido en el Hospital de Buin hace un par de días revivió la crisis que existe en el sistema público de salud por la falta de médicos, tanto en consultorios como en recintos de urgencia.

Según los estudios realizados por la OCDE y el Ministerio de Salud en la actualidad faltan al menos 1.600 médicos para los hospitales en cargos de jornada completa y cerca de 3.200 para la atención primaria, principalmente en los centros de salud familiar.

Una situación que se ve compleja frente a la cantidad de médicos que se forman anualmente en las universidades chilenas. Según los análisis realizados por el Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián (IPSUSS) actualmente se titulan no más de 1.600 facultativos.

A todas luces una cifra insuficiente para cubrir las necesidades del sistema, plantea el ex ministro de Salud y director de IPSUSS, Jaime Mañalich, quien agrega que “el déficit con el actual ritmo titulación médicos de universidades chilenas no puede resolverse, a lo más mantenerse”.

En esta línea, el IPSUSS realizó una encuesta para conocer la aceptabilidad de médicos extranjeros por parte de los usuarios y la muestra reveló que más de la mitad de los chilenos está de acuerdo con que la incorporación de estos profesionales para terminar con los problemas de atención.

Mañalich aclara de entrada que la falta de facultativos sólo puede suplirse con el ingreso de extranjeros. “Esta crisis no tiene que ver con que haya más en el sector privado que se puedan ir al sector público, hay falta de médicos”.

En la encuesta del centro de estudios se revela que el 64% está de acuerdo con que se concreten los esfuerzos por incorporar médicos de otros países. Cifra que llega hasta el 90% si se considera sólo a los integrantes del quintil de menos ingresos.

“Prácticamente toda la gente más pobre de Chile dice por favor traigan a médicos extranjeros”, interpreta Mañalich.

Actualmente el Gobierno estudia la posibilidad de replicar una medida como la adoptada por Brasil. Incluso hace algunos meses la subsecretaria de Redes Asistenciales, junto al ministro de Relaciones Exteriores viajaron a Cuba para ver como se podría avanzar en la materia.

“Con esto daríamos un paso gigantesco, porque esto no es tema de presupuesto, cargos hay disponibles y no se llenan porque médicos chilenos no quieren ir a regiones”, explica el director de Ipsuss.

Lo que falta dice Mañalich, es que exista voluntad de las autoridades para dar marcha  a una política de este tipo, porque incluso existe una Ley del 2014 que permite a los médicos extranjeros homologar su título en el país y postergar en dos años el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom) que se requiere para trabajar en el sistema público.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo