¿Por qué los bancos latinoamericanos no dejan de ganar pese a la crisis?

Por

Pese a que el mundo vive una profunda desaceleración, no todos los sectores económicos han mostrado signos de ese estancamiento.

 

Ese es el caso de los bancos, que a nivel latinoamericano, sólo han sabido de ganancias en el último tiempo.

 

Según detalla un reportaje de la BBC, en Brasil, el lucro conjunto de los cuatro mayores bancos creció 46% en el primer semestre de este año respecto al mismo período de 2014, pese a que el país entraba en recesión.

 

Asimismo, los ingresos del sector bancario mexicano aumentaron casi 14% entre enero y junio de este año comparadas con la primera mitad de 2014, cinco veces más que la tasa de expansión del PIB local. Situación similar sucede en Colombia, Ecuador, Paraguay o Uruguay.

 

De hecho, las economías con más problemas en la región, Argentina y Venezuela, ocuparon los primeros 10 puestos de un ranking regional de retorno sobre capital, divulgado por la publicación especializada The Banker en noviembre.

 

¿Una de las causas de esta banca tan sana? Los intereses que se cobran por créditos de consumo. Por ejemplo, en Brasil, la tasa anual para tarjetas de crédito acaba de alcanzar 350,79%.

 

Claudio Loser, quien dirige la consultora Centennial Latin America en Washington, consultado por la BBC indica que “Uno puede observar tasas de ganancias muy altas (de los bancos latinoamericanos) porque han obtenido fondos muy baratos, han prestado seguro y han prestado a tasas altas”.

 

Según el medio británico, los créditos al consumo llegaron a crecer cerca de 20% anual en la región durante la última década, debido a la histórica expansión de la clase media, que alcanzó los 181 millones de personas o 34% de la población total.

 

Lo anterior trajo como consecuencia que la cantidad de latinoamericanos adultos con una cuenta bancaria pasó de 39% del total en 2011 a 51% el año pasado, según cifras del Banco Mundial.

 

Pese a este favorable escenario para los bancos de América Latina, los expertos afirman que esto ya estaría cambiando.

 

La agencia S&P rebajó el rating de los principales bancos de Brasil la semana pasada, un día después de quitarle el certificado de buen pagador al país. Además, en busca de recursos fiscales frescos el gobierno está evaluado aumentar los impuestos a las ganancias bancarias.

 

En el caso de Chile, y debido al andar más lento de la economía, las ganancias bancarias se cayeron un 13% durante la primera mitad del año, respecto del mismo lapso de 2014.

 

Analistas no auguran problemas serios para el sector en la región, pero sí creen que su rentabilidad puede reducirse a medida que las economías pierden pujanza y aumentan las carteras vencidas y las pérdidas crediticias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo