Devastado Bianchi revela faceta desconocida de Bonvallet

A través de un contacto con CHV el periodista destacó el lado humano del autonenominado "gurú".

Por

 Imagen foto_0000000220150919134233.jpg

CHV

“Es bien triste, es bien desolador y, lo más triste quizás de todo, lo que más le duele a uno, estando lejos, es que tampoco se puede decir que sea una sorpresa. Y ahí concuerdo un poco, alcancé a escuchar algo… Es para ponerle más ojo. Lo que algunos miran por debajo del hombro y digan ‘ah, a este gallo le falta fuerza’. ¡Imagínate la fuerza que tenía Bonvallet! Imagínate la fuerza que tenía él. La fuerza que todo el país le conoció y, sin embargo, enfermedades como esa, no hay fuerza que valga”. Con estas palabras Felipe Bianchi, actualmente radicado en Estados Unidos, se refirió al deceso del comentarista deportivo que decidió quitarse la vida durante la mañada del 18 de septiembre.

Su discurso se hizo escuchar a través de un contacto con CHV, canal en el que transparentó el sentimiendo de devastación que lo embarga por la partida del autodenominado “gurú”.

“Qué lata tener que hablar para una situación así, que obviamente es desoladora, es triste. Especialmente para los más cercanos de Eduardo, para su familia, para tanta gente que lo siguió durante tanto tiempo. Estaba enfermo, sin duda. Él mismo lo sabía y él mismo lo decía. No estoy hablando sólo de la enfermedad más obvia que era el cáncer, que había de alguna forma superado, pero no lo estaba pasando bien”, dijo luego el ex panelista de “Tolerancia cero”.

“No lo estaba pasando bien hace rato. Eduardo era un tipo con una intensidad distinta, una velocidad distinta, a lo mejor. Con una incapacidad de mentir, o de mentirse, muy especial. Por lo tanto, era un tipo muy especial, de una capacidad enorme para darse cuenta altiro si le estaban mintiendo o no. Cuando algo era verdad o cuando algo era falso (…) más allá de cualquier diferencia, de términos ideológicos y futbolísticos, Eduardo era una persona que me hizo ser mejor, en el fondo. En términos futbolísticos, para todos los periodistas deportivos. Habrá algunos que estén de acuerdo, otros que no tanto, hizo cosas súper importantes”, agregó Bianchi en medio de su dolor.

“El fue uno de los pocos que, aún viniendo desde la cancha, valorizando tanto la pelota, por haber sido ex jugador, por mirar también al fútbol como lo miraba, por contar también el fútbol como lo contaba. Sin embargo, tuvo la capacidad y la inteligencia de darse cuenta que el fútbol como industria era mucho más que eso, y ponerle la importancia que en ese minuto no tenía, la crítica y la valentía para desenmascarar a los delincuentes que se acercan al futbol de tanto en tanto”, compartió Bianqui a través de su tribuna en CHV.

“Valorizó la televisión chilena de una manera impresionante, por el cariño que le tenía a la Selección. Y uno cuando le tiene cariño a algo suele ser muy crítico también. Los jugadores, en general el mundo del fútbol, a veces se enojaba con Bonvallet, porque era muy crítico. Pero el estadio lleno, con 80 mil, bueno ahora son 45 mil camisetas rojas. El estadio lleno viendo a Chile por primera vez campeón, de alguna manera algo tiene que ver, sin duda, sería muy injusto no reconocerlo, con el discurso permanente año tras año de Eduardo”, destacó el periodista.

“En lo profesional, es una pérdida enorme. Y en lo emocional, para todos los que lo conocimos tanto, es desolador, muy triste, muy complejo, muy terrible, y desde lejos es más terrible todavía, porque no se puede estar ahí cerca”, admitió con impotencia.

“A mí me ha tocado trabajar con mucha gente en estos últimos 30 años en el periodismo deportivo y el primero que realmente empujó el carro, a ser más veraz, a ser más valiente, fue Bonvallet. Hay grandes historias, hay grandes caminos recorridos por próceres del periodismo deportivo chileno. De los que hablábamos permanentemente, y varios de ellos ya no están. Pero cuando uno los recuerda, los recuerda con afecto, con cariño por su manera de hablar, por su profesionalismo, por los años entregados al periodismo deportivo”, dijo Felipe luego.

“He conocido pocos tipos con el humor, con la rapidez mental, con lo cariñoso que era. La gente a lo mejor no lo conoce en esa faceta, pero yo he conocido poca gente cariñosa, más preocupada por uno, por su familia, que Bonvallet. Bonvallet era amigo mío, pero era amigo de mis hijos también, se preocupaba por mi mujer, por la gente con la que uno trabajaba”, aseguró luego relevando una faceta tan personal como desconocida del hasta ayer rostro deportivo de radio La Clave.

“Todos los grupos que trabajaron alguna vez con Bonvallet…Yo no he podido ver la cobertura, porque estoy en otra parte, pero todos los que trabajamos con Bonvallet creo que concordamos en lo mismo, siempre estaba preocupado de ayudar, de mejorarte. De exigir que las cosas fueran mejores donde él estaba trabajando”, concluyó un afectado Bianchi.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo