Ministerios entregan medidas para el programa Reemprende Coquimbo

Por

“Acá tenemos la tarea de recomponer cuanto antes la actividad productiva de la región”, fue lo que señaló el Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, luego de concluir el Gabinete Económico de Emergencia realizado esta mañana en Coquimbo, en donde junto a su par de Trabajo, Ximena Rincón; el Intendente de Coquimbo, Claudio Ibañez; y autoridades regionales relacionadas con el fomento productivo, afinaron los detalles del Programa Reemprende Coquimbo, que irá en ayuda de los comerciantes, pymes y micro empresas afectadas por el desastre natural.

Dicho programa comenzará con un catastro de los comerciantes afectados, quienes deberán llenar la Ficha Única de Emergencia Productiva, y cuyo plazo se extenderá desde el 21 de septiembre, hasta el 30 del mismo mes. Una vez terminado el catastro, los datos serán cruzados con información del Servicio de Impuestos Internos, para de esta forma “tener cuanto antes la información, y entregar prontamente los recursos”.

Céspedes detalló que “existirán líneas de subsidio a los microempresarios para poder recomponer mercadería que hayan perdido e infraestructura que se haya visto afectada por el tsunami”. Junto con esto también se dispondrá de créditos blandos a través de garantías Corfo.

En tanto, quienes desarrollen su actividad de manera informal, deberán también llenar sus respectivas fichas, y será Fosis el encargado de entregar los recursos.

En materia de pesca también se ha comenzado a hacer un catastro a fin de poder establecer cuáles son las medidas necesarias para ayudar a los pescadores artesanales damnificados, y así apoyar la recuperación de embarcaciones y artes de pesca destruidas.
 
Otras medidas

Para quienes sufrieron pérdidas, el Gobierno ejecutó un plan de entrega de un documento casa por casa (de un total de 1.800 personas encuestadas), que consiste en una ficha social y de vivienda que va a posibilitar un primer análisis para conocer la magnitud del daño y si existe o no la posibilidad de reparar inmuebles.

La primera medida adoptada por el Gobierno radicó en la creación de beneficios para las familias que perdieron parte o en su totalidad sus bienes. En primer lugar está el bono que aplica para los afectados por el tsunami, que perdieron prácticamente todo, y que recibirán un beneficio de $1 millón por una sola vez, mientras que las familias que perdieron enseres por efecto del terremoto percibirán un monto de $500 mil.

En paralelo habrá un bono de acogida para aquellos que reciban a afectados en sus casas y que consta de la entrega de $200 mil por tres meses, y sometido a revisión para extenderse por tres meses más.

Junto con esto, se anunció un subsidio a la retención y a la contratación de mano de obra, para que así quienes puedan haber visto perjudicada su fuente la mantengan, o puedan ser contratadas para apoyar en labores como limpiar caminos, canales, o lugares públicos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo