¿Cómo enfrentar el miedo ante eventos catastróficos?

No es la primera vez que el país se ve azotado por la naturaleza. El terremoto que afectó a la zona centro y norte del país ha dejado más de 500 réplicas, pero también episodios de temor y pánico en la población. ¿Qué hacer en estos casos?

Por ANDREA FUENTES

Chile es una de las naciones más sísmicas del mundo. Sin embargo, y pese a que gran parte de la población genera admiración internacional por cómo enfrenta estos fenómenos de la naturaleza, existen algunas personas que, ante este tipo de  eventos, no puede controlar sus emociones y caen en estados de miedo, e incluso pánico.

Al respecto, el psicólogo de la Clínica Santa María, Raúl Carvajal, explica que una de las característica del miedo es la irracionalidad, que tiene que ver con la percepción o idea de que lo que se está viviendo puede ser peor. Según explica el profesional, cuando tenemos miedo nosotros dejamos de vivir en el presente y empezamos a vivir en la posibilidad de que pase algo que, por supuesto, será aún más terrorífico. “Viene la réplica, pasamos el susto, pero ya estamos pendientes y asustados de que pueda venir una nueva réplica”, dice.

Esto se agrava si consideramos que el miedo se alimenta del miedo. “La percepción es selectiva, entonces cuando yo tengo miedo empiezo a escuchar y a tomar atención a todas las cosas que de alguna manera sean coherentes con ese miedo”.

Todo esto genera que las personas estén en un estado hípervigilante y realicen un gasto de energía considerable. “En una actitud muy desgastante y perjudicial para la salud”, dice Carvajal.

¿Como enfrentar estos episodios? La primera recomendación es reconocer que hay cosas que nos generan temor, conversarlas, y evitar aquellos contenidos que puedan acrecentarlo. A juicio del experto, “Sería prudente que las personas que están con mucho susto dejen de ver noticias y todo aquello que de alguna manera sirve para alimentar su temor”.

Por último, la psicóloga de la Clínica Ciudad del Mar, Claudia Badilla, dice “que hay que confiar en que la ansiedad es una respuesta adaptativa que tiende a bajar espontáneamente. Esta situación de crisis se vive como un estado de desequilibrio, que puede demorar un tiempo en restablecerse, hasta que las personas logran asimilar, reorganizarse y adaptarse. Pero es cosa de tiempo”.

En ese sentido, Raúl Carvajal recomienda no perder la conexión con el entorno, porque lo que le pasa a la gente que está muy asustada es que tiene la percepción de que el mundo se paralizó completo. “Y el peor escenario para eso es encerrarse. El miedo baja en la medida que yo salgo a la calle, miro que la vida sigue transitando y que hay gente que está haciendo su vida normal. Es importante conectarse con esa realidad que es normalizadora”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo