Conoce cuáles son los días en que trabajan y descansan los parlamentarios

Este es el desglose del calendario legislativo 2015. Especialistas explican qué significa la "semana distrital" y si es posible que los parlamentarios abandonen el país en esas fechas

Por Jaime Liencura M.

 Caso Pizarro: ¿Qué tan legal es?

La abogada Olga Feliú, ex senadora designada y también ex presidenta del Colegio de Abogados de Chile, se refirió a la situación por la que atraviesa Jorge Pizarro, quien fue criticado por viajar a Inglaterra a solo dos días de ocurrido el terremoto que golpeó fuertemente a la zona que representa, que es Coquimbo. 
 
“Aquí hay una distorsión en la mirada, se procura al examinar las funciones parlamentarias, se le da una mirada similar a la que presenta las tareas de los funcionarios públicas, pero la labor es muy distinta”, dice. 
 
Sobre el uso de la semana parlamentaria por parte de Pizarro para realizar un viaje de placer, dice que lo entiende. 
 
“El trabajo de un legislador puede extenderse por mucho tiempo. Si en vez de preguntarme qué me parece que él esté en el extranjero, me preguntarán qué me parece que se pase una noche completa discutiendo una legislación, pues bien, me parece correcto entonces que también tome un tiempo de descanso”, aclara. 
 
“La jornada parlamentaria muchas veces es extensa y quizás ese senador, al principio del año, se dedicó todo el mes a trabajar, a leer los proyectos, a participar en comisiones, a estudiar, entre otras labores que pudieron haber afectado su libertad en su tiempo privado. Hay que recordar que la función parlamentaria no está restringida a lo que dice el calendario y a veces se extiende más allá”, aclara. 
 
De hecho, es enfática en este punto. “Yo quiero reiterarle un concepto de que el trabajo de un parlamentario no es rígido, porque si fuera así tampoco un senador podría pasarse la noche discutiendo un proyecto en sala. Es un tema muy delicado y tenemos un tema de desvalorización parlamentario muy grande que hay que terminar. Los legisladores son reflejo de la democracia y sin partidos no hay democracia, así de simple. Sin parlamentarios, no hay representación del pueblo en el poder legislativo”, finaliza. 

Luego que se conociera que Jorge Pizarro viajó a Londres, Inglaterra, usando la semana distrital para ir al mundial de Rugby, varios comenzaron a cuestionarse cuánto trabajan los parlamentarios, por el sueldo cercano a los $10 millones que reciben cada mes.

Pues bien, analizando en calendario legislativo presentado por el sitio web de la Cámara de Diputados, se puede conocer que los parlamentarios tienen una fórmula bien particular de dividir la jornada de trabajo en el año en general

De todo un mes, los parlamentarios tienen tres semanas destinadas al trabajo en sala y en las comisiones, los cuales se ubican generalmente de martes a jueves. En total, esos días este 2015 suman 108. La otra semana se debe dedicar a trabajo parlamentario y en total suman 53. 

No obstante, los días lunes de cada mes los parlamentarios deben dedicadlo al trabajo en comisión, donde no es necesario sentarse en el banquillo de las salas. En total, esos días son 31. 

Finalmente, se considera el ítem “otras actividades parlamentarias” que pueden usarse para las tareas que el parlamentarios considere necesaria. Estos suman en total 36. 

Los sábados, domingo y feriados son días libres, pues el Congreso en términos teóricos no funciona. Este año los fines de semana suman 79. Si a eso se suman los 29 días de febrero, en total, los parlamentarios tienen 107 días para descansar. 

¿Por qué ocurre esto? Según la abogada Olga Feliú, la confección de este calendario ocurre así porque “el trabajo de un parlamentario es distinto al de cualquier otro empleado público. Ellos tienen diferentes formas de desarrollar su cometido, entonces deben organizarse distinto a otros”, explica. 

De hecho, la razón por la que existe un día específico destinado a las comisiones o al trabajo en sala, permite ordenar el trabajo parlamentario que, según Feliú, “es sumamente indeterminado”. 

¿Y qué hay de la semana distrital? Para el abogado constitucionalista e investigador de la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae, José Ignacio Núñez, esta se justifica por “la necesidad de los parlamentarios tengan diálogo y contacto con el electorado al que representan”. Explica que dejar este espacio permite desplazarse por la zona que lo eligió pero advierte que “no se trata de una institución expresamente regulada por la Constitución”. 

“Tampoco se establecen normas que permitan fiscalizar que efectivamente en esas semanas se dedica tiempo a trabajo en terreno, cuestión que a mi juicio se debe normar”, critica.

Sus palabras son respaldadas por Octavio del Favero, asesor jurídico de Ciudadano Inteligente. “Es el reglamento de las cámaras las que define el tema de las semanas distritales y en él no se especifica lo que tienen que hacer, en fondo, son semanas a disposición de un parlamentario”, aclara.

De hecho, agrega que si un parlamentario viaja o se queda en casa o simplemente no asiste a su distrito, en estricto rigor no estaría cayendo en ninguna irregularidad. 

Pero, ¿puede salir del país en ese período? Hoy se conoció que al menos 16 parlamentario usaron la semana distrital que venía después del feriado largo por Fiestas Patrias para viajar.

El profesor José Ignacio Núñez aclara que no hay impedimentos legales que prohiban. “La Constitución solamente establece requisitos para que un parlamentario se ausente del país por más de 30 días. En ese caso debe pedir permiso a la cámara respectiva o, en receso de la misma, a su Presidente, de conformidad a lo estipulado en el artículo 60 de la Carta Fundamental”.

Octavio del Favero asegura que si el viaje es por un período corto “basta con avisar en sala”. 

De hecho, respalda Núñez, que si un parlamentario viajara sin dar aviso “a lo sumo podría obtener sanciones éticas, reacciones por parte del electorado o aplicársele las sanciones pecuniarias dispuestas para las ausencias injustificadas a las sesiones de sala”.

“En cambio, si la ausencia se prolonga por más de 30 días y no hubo autorización, el parlamentario incurre en una causal de destitución, nuevamente según lo que dispone el ya citado artículo 60 de la Constitución” explica el profesor de la Finis Terrae. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo