Dávalos a Fiscalía: "Me he enterado por la prensa" de los negocios de Caval

"Mi única participación en aquello, lamentablemente, fue haber asistido a una reunión con Andrónico Luksic, a quien no conocía personalmente”, sostuvo el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet.

Por PUBLIMETRO

El hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, declaró por segunda vez ante la Fiscalía el pasado 14 de agosto, en el marco de la investigación por el Caso Caval, en donde se indagan los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, violación de secreto y negociación incompatible.

Al respecto, El Líbero dio a conocer parte de los dichos efectuados ante el equipo del persecutor Luis Toledo por el ex Director del Área Sociocultural de la Presidencia, en donde asegura que se enteró “por la prensa”, de los negocios de la sociedad de su esposa, Natalia Compagnon.

La afirmación recuerda a la expresada por la Mandataria cuando fue consultada por la reunión entre Dávalos y Compagnon con el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, en donde se concretó el préstamo de $6.500 millones para la compra de terrenos en Machalí. Mediante una declaración pública, Bachelet indicó el pasado 23 de febrero que “me enteré en Caburgua por la prensa”.

El medio tuvo acceso a cinco páginas de la declaración del primogénito de la Jefa de Estado, en donde señala que “puedo afirmar que se me ha involucrado en un negocio en el que yo jamás tuve participación alguna ni tampoco interés. Tal involucramiento se hace de manera intencionada con la única finalidad de denostar mi honra e involucrar políticamente a la Presidenta de la República. Lamento profundamente que se insista en ese tipo de argumentaciones que carecen de todo fundamento”.

Dávalos además fue enfático en precisar que no tenía conocimiento de las reuniones para comprar los terrenos de Machalí, al igual que los montos que estaban en juego, los detalles del préstamo o sobre la posterior venta en $9.500 millones de los sitios a la empresa Silca.

“Mi única participación en aquello, lamentablemente, fue haber asistido a una reunión con Andrónico Luksic, a quien no conocía personalmente”, recalcó.

De igual manera, aseveró que en la reunión con Luksic él no tuvo mayor participación y que solamente acompañó a su esposa, insistiendo que ignora “cuál fue la ganancia efectiva para Caval y para mi cónyuge. Yo no administro su patrimonio. Ella es muy reservada en sus relaciones comerciales y en sus propios negocios y yo no le pregunto y tampoco me interesa”.

En ese sentido, afirmó que solo tuvo acceso “escaso y restringido” a la información sobre los negocios de la sociedad de su cónyuge, remarcando que las decisiones las tomaba generalmente Mauricio Valero, socio de Compagnon.

“Muchos de ellos (actividades de la empresa) me he enterado por lo publicado en prensa durante este año 2015, por ejemplo los negocios que lideró Valero con Saydex o la decisión de adquirir los predios en Machalí”, agregó.

Por último, Dávalos expresó que en el primer semestre de 2012, en momentos que se desempeñaba en la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), realizó asesorías paralelas pagadas al empresario Gonzalo Vial en unos proyectos de una fundación de hipoterapia y de un museo, añadiendo que “si bien colaboré en esos proyectos ambos fueron desechados por el cliente, no se verificaron en definitiva y por cada uno de ellos emití la respectiva boleta de honorarios a la empresa Caval”.

“En ninguno de esos trabajos yo tenía impedimento legal ni reglamentario para realizarlos conforme al artículo 68 de la Ley de Probidad, la que me permitía ejercer labores anexas a la función pública que desarrollaba en la medida en que no ocupe recursos públicos, no se refieran a  las propias labores del servicio en que me desempeñaba”, concluyó.

PUB/CM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo