Los escoceses ganan a los esquimales en palabras para la nieve

Por afp/ia

Por si no hubiera suficientes pruebas del mal tiempo en Escocia, unos investigadores han recopilado más de 400 palabras para la nieve en escocés, más que los esquimales inuit.

“Se cree que los esquimales tienen más de 50 palabras para describir la nieve”, sostienen los investigadores de la Universidad de Glasgow que están realizando el primer Diccionario histórico escocés y que afirman haber recopilado ya 412 en este dialecto.

Desde la más obvia, “snaw” (nieve, a secas), a “sneesl”, cuando justo empieza a nevar; “skelf”, para un copo de nieve grande; “snaw-ghast”, para las imágenes que forma la nieve, o “snaw-pouther”, para la nieve fina.

“El clima ha sido una parte vital de la vida de la gente en Escocia durante siglos”, explicó la profesora Susan Rennie, que encabeza el proyecto de diccionario histórico.

“El número y variedad de las palabras en la lengua demuestra lo importante que era para nuestros ancestros comunicarse sobre el tiempo, que tanto podía afectar a sus vidas”, agregó Rennie, en un comunicado de la Universidad de Glasgow.

La primera parte del nuevo Diccionario histórico escocés se publicará en línea este miércoles (http://scotsthesaurus.org/) y pretende ir clasificando todas las palabras en este dialecto desde sus inicios hasta hoy.

En él hay más curiosidades. Abundan los términos deportivos, como no podía ser de otra manera en un lugar donde se disfruta mucho del rugby y el fútbol, entre otros, pero el deporte o juego que más palabras ha proporcionado al escocés son las cánicas, el juego de niños que se hace con bolas pequeñas de barro o vidrio, que aporta 369 palabras.

 
– Un dialecto que renace –

 

El escocés engloba a una serie de dialectos que guardan mucha relación con el inglés, a diferencia del gaélico, que también se habla en Escocia y que es una lengua indoeuropea totalmente distinta.

En las obras de los grandes escritores escoceses, como Walter Scott, Robert Louis Stevenson y Robert Burns, abundan palabras en escocés, como en el famoso poema de este último “Auld Lang Syne”, “Hace mucho tiempo”, que se canta en muchos países anglosajones para despedir el año.

En el último censo, en 2011, 1,6 millones de escoceses -de una  población total de 5,3 millones- se definieron como hablantes de escocés.

“El escocés deriva de las mismas raíces de lo que hoy consideramos el inglés estándar, y contiene también palabras de origen escandinavo, francés y gaélico. Tiene además palabras únicas del escocés”, explicó a la AFP el escritor Hamish MacDonald.

MacDonald es el primero en ocupar el cargo de escritor oficial escocés recientemente creado por la Biblioteca Nacional de Escocia, y su misión es ayudar a la difusión del habla.

Para este escritor, el resurgimiento del escocés “no ha ocurrido de la noche a la mañana y es la continuación de tendencias de posguerra, sintetizadas en la inauguración del Festival de Edimburgo en 1947”, una de las citas culturales más importantes del mundo.

“Las tradiciones y el patrimonio escocés, parte de un ímpetu que ha llevado décadas construir y se da cuenta que puede coexistir cómodamente con el presente, han encontrado su lugar en el mundo”, sentenció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo