Columna de Hugo Tagle: Todo puede ir mejor

Por P. Hugo Tagle

A propósito de la seguidilla de temblores tras el terremoto, la Presidenta Bachelet dijo en tono de broma en un programa de televisión que, la verdad, “cada día puede ser peor”.

Algo de razón tiene: cuando pareciera que las cosas empiezan a ir bien ¡estalla alguna nueva catástrofe! El mismo terremoto pasado aún no nos deja tranquilos: la seguidilla de temblores indica que la seguridad en este campo está lejos de llegar. Los entendidos dicen que habrá que prepararse para unos cuatro meses, incluso un año, de movimientos sísmicos.

Pero leo la cita presidencial de otra manera: hay que estar siempre preparados para imponderables. Los estados de bucólica tranquilidad y paz, son cosas del pasado. La vida es una seguidilla de sorpresas que nos mantienen en una alerta perenne.

En Marte reina la absoluta paz, pero es un planeta muerto. Donde hay vida, hay movimiento, sorpresas más o menos desagradables; imprevistos que exigen una actitud proactiva, alma perspicaz, que sepa adelantarse a los hechos; que cuente con un abanico de respuestas ante los imponderables.

La realidad se ha vuelto más compleja, exige mayor habilidad, conocimientos y experiencia para abordar esa madeja enredada que es la vida, sobre todo para quienes tienen mayores responsabilidades.

Pero se comprende la desazón presidencial: nos ha llovido sobre mojado. Somos un país sísmico, telúrico, y ahora de largas sequías y maremotos. La naturaleza no nos ha sido fácil. Cantamos en el himno nacional al “mar que tranquilo nos baña”. Es cierto pero, a su vez, el mismo ha sido causa de no pocas penurias.

“Lo que no mata, nos hace más fuertes”. En la adversidad se nota el temple, la madera de que estamos hechos. La nobleza de los corazones se prueba en los aprietos y momentos dolorosos; ahí aflora lo más noble y puro del alma. El “chileno solidario” aparece en medio de la muerte y el llanto. Que siempre sea así.

Este diario lanzó hace unos días una edición ¡con olor a flores! evocando con ello el inicio de la primavera. Genial idea para elevar el ánimo de los lectores y recordarnos así que “todo puede ir mejor”.

Las malas experiencias hay que transformarlas en oportunidades para hacer de ellas algo mejor, sacarles partido para crecer, aprender y superarse.

Este domingo celebramos “el día de la oración por Chile”, por ser el último de septiembre, mes de la patria. Únase a la oración a la Virgen del Carmen, patrona de Chile, para que nos proteja de terremotos y catástrofes.

Lo invito a hacer de éste un verdadero tiempo primaveral. Comience por ser amable y cordial con sus vecinos y colegas. Notará que el clima se vuelve, efectivamente, mejor.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo