Bici-bus: la innovadora idea que buscan implementar en el Transantiago

La idea del Laboratorio de Cambio Social de la UC es proponer un modelo de intermodalidad en que los buses puedan incluir una parrilla portabicicletas.

Por Daniel Inostroza


A través de una iniciativa que busca la integración y la intermodalidad del transporte en nuestra capital, el Laboratorio de Cambio Social (Cedeus) de la Universidad Católica realizó una nueva intervención del programa de Convivencia entre Ciclistas y Conductores del Transantiago, que busca potenciar la relación entre estos dos importantes actores viales. 

La idea es estudiar la factibilidad técnica de implementar parrillas portabicicletas en los parachoques de los buses de Transantiago, que puedan transportar a ciclistas y su medio de transporte cuando estos deben realizar tramos demasiado largos y extenuantes.

Hoy se realizó la segunda prueba de este experimento en el campus de la UC de San Joaquín. Al respecto, la directora del área de cicloinclusión, transporte activo y salud del Laboratorio de Cambio Social de la UC, Andrea Cortínez, destaca que lo importante de esta etapa de prueba es “aprender sobre las ventajas que conlleva la utilización de los portabicicletas”, para que sea una alternativa real “el cómo utilizarlos para el transporte diario”. Además, agrega que es muy importante el hecho de que pueda “analizar con una metodología de participación ciudadana todo el proceso de este nuevo sistema de integración modal”. 

Este proceso experimental para ver las posibilidades de poder implementar los portabicicleta en el Transantiago, involucra diversas etapas de prueba con diálogo ciudadano. Las personas que quieran utilizar el portabicicleta puedan tener la posibilidad de vivir la experiencia, cómo es colocar una bicicleta en este soporte, cuántos segundos se demora en cargar y descargar la bicicleta y cómo es la experiencia del conductor del bus con este nuevo sistema.

La actividad es apoyada por el operador de Transantiago Buses Vule y su subgerente de operaciones, Roberto Barros, destaca la necesidad de implementar nuevas formas de transporte que ayuden a disminuir los altos índices de congestión vial en Santiago. Destaca que la integración entre buses y bicicletas es una buena iniciativa, pero que se debe complementar con “desincentivar el uso del automóvil a través de diversos modos, como las tarificaciones viales y la eliminación de los estacionamientos en el centro de la Región Metropolitana”, por ejemplo, acota Barros.

Las organizaciones civiles que buscan la promoción del uso de la bicicleta juegan un importante rol en el desarrollo de este tipo de experimentos. Entre ellas está Educleta y su directivo Andrés Santelices comenta que “el sistema del portabicicleta es un desafío que nos debemos plantear a mediano y largo plazo, sentimos que a medida que se puedan implementar estos proyectos damos espacio para que aquellas personas que se desplazan por más de 15 kilómetros, puedan hacerlo con estas dos opciones más eficientes”.

Desde la Asociación de Concesionarios del Transporte Urbano de Superficie (Actus), su director ejecutivo Víctor Barrueto, declara a Publimetro sobre este experimento que “nos gusta la idea pero hay que seguir implementando pilotos, aunque sabemos que en otros países ha resultado”, y agrega que lo importante es fomentar “un criterio general de redistribución del espacio público en favor de los buses y las bicicletas, con infraestructura conectada y una buena idea también es la integración tarifaria con bicicestacionamientos en una cifra importante de los paraderos con más demanda de buses y que eso se pague con la tarjeta bip!”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo