Ministerio de Salud lanza campaña comunicacional de donación de órganos

En relación a la importancia de lograr un cambio en la mentalidad de las personas en torno a la donación de órganos, la ministra de Salud, Carmen Castillo, indicó que más que las leyes, lo que se necesita es un cambio cultural.

Por PUB/AF

El Ministerio de Salud lanzó este domingo la campaña de donación de órganos 2015, iniciativa que apunta a sensibilizar a la población y colaborar con aumentar la tasa de donación de órganos para trasplantes en nuestro país.

En Chile existe un promedio de 8 donantes por cada 1.000 habitantes, proporción que es considerada baja a nivel internacional.

Una situación que se torna crítica para las más de mil 500 personas en lista de espera. Por ello es que el Minsal decidió lanzar una campaña cuyo lema es “Un día puedes ser donante. Un día puedes ser receptor”.

La iniciativa, que promueve la donación de órganos, se basa en dos ejes comunicacionales: el Rol de la Familia y la Confianza en el Sistema.

Respecto del Rol de la Familia, la campaña subraya la importancia del grupo familiar en la materialización de las donaciones.

La Ley de Trasplantes de 2010 incluye la figura del donante presunto en la que toda la población es donante a contar de los 18 años, a no ser que un individuo manifieste expresamente su negativa al respecto.

Sin embargo, la normativa establece que se debe descartar toda duda legítima sobre la última voluntad de la persona muerta mediante la consulta a los familiares. En ese sentido, la familia es garante del proceso de donación de órganos de su pariente fallecido y, por lo tanto, resulta fundamental discutir y aclarar, al interior del grupo familiar, la voluntad de sus integrantes de ser o no donantes.

En relación a la importancia de lograr un cambio en la mentalidad de las personas en torno a la donación de órganos, la ministra de Salud, Carmen Castillo dijo que “más que las leyes, es necesario un cambio cultural, y por eso apelamos a la solidaridad”.

El eje de la campaña está basado en la confianza en el sistema,por lo que apunta a derribar una serie de mitos que atentan contra la disponibilidad de la población a declararse donantes.

Entre estas situaciones se destacan algunas nociones relacionadas con la convicción de que los donantes se exponen a ser víctimas del tráfico de órganos; la idea de que cuando donan los pobres se trasplantan los ricos; una percepción negativa del funcionamiento de las listas de espera o mitos como que si una persona es donante la van dejar morir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo