Presupuesto 2016: economistas detallan complejo escenario para el Gobierno

Por

 

Pablo Contreras Pérez

 

Este lunes lo adelantaba el ministro: el presupuesto 2016 va a crecer, pero menos que en años anteriores. Tal como esperaban diferentes economistas, el gasto público va a moderarse el año que viene, dado la coyuntura.

 

Y es que la desaceleración, un precio del cobre en mínimos históricos, acompañado de los desastres naturales que han azotado al país, han puesto un escenario complejo para el Gobierno.

 

“Efectivamente, por el cambio en el contexto económico, el gasto va a crecer menos de lo que ha crecido en los dos años anteriores y la cifra más probable, al parecer va a estar entre 4 y 5%, prácticamente la mitad de lo que está creciendo el gasto público este año“, afirma Tomás Flores, economista de la Universidad Mayor.

 

Cifra que preocupa a Rodrigo Cerda, director alterno del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales, Clapes UC, quien señala que “esas tasas de crecimiento siguen siendo altas. Ojala fueron más bajas que eso”.

 

En tanto, Alejandro Puente, Economista y Académico Facultad de Economía y Negocios Universidad Santo Tomás (UST) destaca que “es importante tener presente que desde la crisis financiera y el terremoto de 2010 se ha mantenido un déficit estructural de aproximadamente 1% del PIB“.

 

Precisamente, en ese ítem Flores pone la atención. El ex subsecretario de Economía afirma este déficit (originado por un gasto mayor a los ingresos percibidos por el país) “no es fácil de arreglar en el corto plazo, pero siempre es bueno mostrar cuál va a ser el camino a recorrer; es un problema que hoy día tiene el Gobierno de Chile y que no puede seguir postergando“.

 

El académico de la UST explica, en tanto, que para su eliminación se requiere precisamente “que el crecimiento del gasto fiscal sea inferior al crecimiento de los ingresos estructurales”. Cerda añade en este aspecto que la razón por la que es importante que el gasto no crezca tanto, es que el en la actualidad el “crecimiento de los ingresos fiscales es bastante más lento que en el pasado, incluida la recaudación de reforma tributaria”.

 

 

Los riesgos

 

Sin embargo, un menor gasto fiscal, aunque necesario para el actual momento económico, puede provocar algunas consecuencias que no ayudarían a mejorarlo.

 

Flores es claro al señalar que la disminución en el gasto fiscal “es un riesgo”. Estima que se debe considerar que el crecimiento, aunque bajo, junto a la generación de empleo durante este año “se han visto muy apoyados por la expansión fiscal, pero no es algo que tú puedas repetir año tras año”.

 

Por eso advierte que en la medida en que el gasto “nos lleva a decir que probablemente la tasa de desempleo durante el próximo año va a subir de una manera más pronunciada”.

 

Ante esto, Flores hace hincapié en que es urgente reemplazar este impulso fiscal. Para ello considera vital, allanar el camino para más inversión privada. “Uno de los ministerios que está en esa tarea es el de Energía”, añadiendo que “esos proyectos pueden ayudar a que la economía pueda crecer”.

 

Con todo esto, las prioridades, como dijo el ministro Valdés, van a estar principalmente en educación, a modo de tratar de cumplir una de las promesas de campaña, aspecto en la que Flores pone la atención debido a que irá en detrimento de una mayor expansión de nuestra desacelerada economía. “Vamos a ver prioridad en esa materia que en gasto público asociado a mayor crecimiento económico”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo