China fija el año 2017 como fecha tope para liberalizar la mayoría de sus precios

Por

El Consejo de Estado (Ejecutivo) de China fijó el año 2017 como fecha tope para eliminar los controles de precios en “básicamente todos los productos y servicios en sectores competitivos”, un paso más en la reforma de la segunda economía mundial.

En ese año sólo habrá precios fijados por el Gobierno en determinados servicios considerados clave y algunos monopolios estatales en recursos naturales, como electricidad o el agua corriente, según la línea de actuación publicada hoy por el Ejecutivo.

La guía, que establece todo un calendario en el programa de liberalización de precios en China, añade que para 2020 el país debe “contar con un completo mecanismo de precios en el que el mercado juegue un papel decisivo, haya unas regulaciones de los importes racionales y transparentes y se aplique a conciencia la ley antimonopolio”.

Esta liberalización se aplicará, por ejemplo, en los combustibles, hasta ahora con precios prefijados por Pekín, que temió durante muchos años que rápidos ascensos de la gasolina o el gas natural causaran inestabilidad social.

En los últimos años el sistema de precios de China, antes fuertemente controlado por el régimen comunista, ya ha comenzado a liberalizarse al mercado en algunos sectores, como el farmacéutico, el de telecomunicaciones o el de transportes.

El pasado mes, el Consejo de Estado ya aprobó reducir el número de productos o servicios con precios fijados por el Gobierno del actual centenar a una veintena. EFE

 

DP/CA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo