"Perros vampiros": casos que atemorizan a campesinos del sur de Chile

Sucede cuando los perros ovejeros terminan atacando al ganado de los vecinos o incluso, a su mismo ganado

Por Publimetro

Se convierten en vampiros. Se trata de los perros de campo que, de un día a otro, se dedican a comer a ovejas y ganado porcino de los vecinos o, en los casos más terribles, el mismo que tienen a cargo. 

“Generalmente son perros que por el hambre o porque les quedó gustando la carne de chanchito o de cordero terminan atacando”, dice un campesino de Nueva Imperial, en la Región de la Araucanía que prefiere resguardar su identidad.

“La gente antigua les decían ‘los perros vampiros’, porque lo que hacían era chupetear la sangre y dejar parte del animal tirado. Pero son los mismos perros que usa uno para acarrear sus propios animales”, dice la fuente. 

Lo que sucede, generalmente en esos casos, es que los vecinos llegan a un acuerdo del pago de los animales muertos, cuando detectan que son los perros quienes asesinan al ganado. En tanto, el o los “perros vampiros” son castigados y, en muchos casos “la misma gente termina matándolos porque se acostumbran a comer ovejas o chanchos”, explica el campesino. 

Desde la Cuarta Comisaría de Nueva Imperial, el sargento Nelson Soto explica que este problema es relativamente más frecuente de lo que se cree. “Al mes nos deben llegar unos seis casos”, asegura. 

“Cuando cursamos una constancia de ese tipo, les pasamos los antecedentes a la fiscalía local para que canalice el tema”, aclara a Publimetro. Sin embargo, es claro en explicar que, en el parte, no usan el término de “perro vampiro” y prefieren referirse al “ataque de un perro al ganado ajeno”. 

Desde la fiscalía local de Nueva Imperial aclaran de manera extraoficial que las denuncias que terminan siendo investigadas son mínimas, casi nulas. Explican que generalmente el caso se termina cuando se pone la constancia ante Carabineros y “ todo queda ahí”. Por lo mismo, agregan que que en el campo, la frecuencia en que un perro se convierte en “vampiro” es alta, al menos, una cifra mucho más alta de de la que llega a conocer la Justicia. 

PUB/JLM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo