Roban $1000 millones desde banco tras vulnerar seguridad informática

La querella por sabotaje informático y estafa fue interpuesta en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago y el proceso actualmente continúa para determinar las responsabilidades de todos los involucrados.

Por publimetro

Una brutal vulneración de seguridad informática quedó al descubierto luego de que individuos robaran $1000 millones desde las cuentas de DHL, Salfa y la Sofofa, que manejaba un banco de la plaza. 

Si bien a primera vista se configuraba como un robo que ‘sólo’ afectaba a las multinacionales y la federación gremial, la entidad bancaria tuvo que devolver el dinero perdido a estos afectados y ver como los millones que invirtieron en seguridad informática se iban por la basura.

Los autores del ilícito, ocurrido entre el 5 y el 11 de agosto pasado, utilizaron las credenciales de seguridad del apoderado de la firma, y realizaron una primera transferencia generada por el Sistema E-Check para emitir pagos masivos a proveedores de empresas.

La transferencia por 100 millones de pesos fue realizada a una cuenta particular, sin embargo, no pudo ser cobrada  debido al actuar de una funcionaria bancaria que revisó la situación.

Por esto, los involucrados volvieron a atacar el sistema día 11 del mismo mes, instancia en la cual usaron una cuenta del Instituto de Capacitación San Sebastián con la que realizaron “transferencias no autorizadas” desde las empresas Sofofa, DHL y Salfa por 1000 millones de pesos.

Fue así como ocho personas distintas, cuyos nombres se mantienen en reserva, utilizaron vales vista y cheques para cobrar el dinero en distintas sucursales de Santiago Centro, Maipú, Cerrillos y Valparaíso.

De acuerdo con la investigación, el dinero se traspasó a distintas cuentas desde las cuales se sacaron 700 millones de pesos. Esto porque, otra operaciones fueron paralizadas a tiempo por BCI, entidad que aclaró que, de no haberse percatado a tiempo, el monto pudo haberse elevado incluso a 1800 millones de pesos.

Tras descubrir el ilícito se detuvo, y formalizó como principal autor a Carlos Cataldo Sepúlveda, quien tras la decisión de los jueces y debido a su irreprochable conducta anterior, quedó con arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional, pese a la solicitud de Fiscalía Centro Norte que buscaba revocar esta cautelar para pedir la prisión preventiva para evitar una fuga, y que recurrió -sin éxito- ante la Corte de Apelaciones.

La querella por sabotaje informático y estafa fue interpuesta en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago y el proceso actualmente continúa para determinar las responsabilidades de todos los involucrados y descubrir cómo se logró violar estos protocolos de seguridad en los que se han invertido millones, y que actualmente fueron vulnerados, dejando al descubierto el peligro latente para los clientes de banco BCI.

PUB/NL 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo