Columna de Felipe Espinosa: Chelas

Por felipe espinosa

El clima poco está ayudando a que empiece de lleno la primavera e incierto es el arribo del verano. Puede que llueva hasta los primeros días de diciembre, dicen por ahí.

Eso nos tiene contrariados, sobre todo a los amantes de la cerveza, que, como ya es  costumbre, nos estamos preparando para la celebración de la reina de todas las fiestas. Este es el mes de la ya afamada fiesta de la cerveza en Malloco y de cuántas otras más se han sumado a octubre para conmemorar a esta bebida tan popular.

Dicho lo anterior nos podemos dar cuenta de que en Malloco la fiesta durará 11 días de extensas jornadas, rememorar los sonidos teutones y combinar la bebida fermentada con la gastronomía bávara, lomitos, perniles, chucrut… no puedes dejar de quererlo.

Ahora, si se trata de honrar la cerveza, hay un nuevo lugar en el barrio Italia que quiere transformarse en la casa oficial de esta bebida los 365 días del año. Su nombre es Mossto y la apuesta es con, para y por la cerveza.

Un bar intrincado con una barra al último rincón que fue quien me albergó mientras recorría con la vista las numerosas canillas expendedoras de cerveza fresca de barril.

Hablar de ales, ipas, iras u otras sería redundar en la capacidad de este local de exponernos a una oferta acotada, pero variopinta. Hay una internacional muestra a esta altura ya clásica de importaciones belgas y gringas de la costa Oeste y Este, además de una paleta amplia de chelas nacionales, donde fui gratamente sorprendido por la variedad ira de Granizo y la ipa de Kross.

Si bien el lugar está dispuesto para el bebedor profesional de cervezas, también sorprende que toda su gastronomía gira en torno a ella.

Hay tantas alternativas para comer como maridajes propuestos, son algunas entradas para compartir, sánguches y platos de trinchera que bajo cada título se ofrecen con un maridaje complementario y otro en contrapunto, algo que da para que se logren distintas miradas de una experiencia compleja.

Pasaba yo de prisa, venía de un local de muebles cercano y casi que llegué a abrir Mossto. Lo bueno fue que me recibió el barman y tuvimos una buena conversación y su disponibilidad a encontrar mi cerveza perfecta fue ineludible, para apalear el consumo alcohólico me defendí con unas buenas alitas de pollo, obviamente marinadas en cerveza que, junto a las papas rústicas, dejaban seguir probando cada una de las canillas.

No fui el primero en ir de mis amigos, ya habían caído varios y la sorpresa de que todos salimos contentos y satisfechos sienta un precedente importante, donde no sólo se bebe buena cerveza, sino que también se come bien.

Coordenadas: Mossto,  Av. Condell 1460, Providencia. Teléfono +56 2 27918603

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo