Columna de Lily Pérez: El gran golpe de Amplitud

Por lily pérez

Líder social, modelo a seguir para una generación completa de deportistas, ejemplo a seguir de muchos jóvenes, profesor, maestro, emprendedor, dedicado, esforzado, humilde, motivado y campeón del mundo. Esas son algunas de las cualidades y realidades que definen a Carlos “Cruz” Cruzat. Flamante boxeador nacional, militante de Amplitud y futuro candidato para las elecciones municipales por nuestro partido.

Lo digo por experiencia propia. Antes de ser senadora, y siendo aún una niña, comencé en política y fui concejala. Sé lo difícil que es buscarse un lugar en política, sobre todo si al igual que nuestro campeón del mundo, uno no viene de una familia política. Cuesta,  y mucho.

Son horas, días, meses de trabajo constante cerca de la gente. Se pierden momentos familiares, el cansancio está siempre presente y a quienes tenemos un apellido común y corriente nos cuesta el doble a la hora de enfrentarnos con quienes vienen con un capital heredado.

Pero a la larga, el triunfo merecido es el más importante, ya que quienes tuvimos que luchar más que el resto, el día que ganamos no celebramos, sino que nos ponemos a trabajar por lo que se viene y por cada una de esas personas que nos toca representar.

Amplitud es un futuro partido compuesto por campeones. Quizá no todos tengan las medallas, cinturones o copas que posee Carlos Cruzat, pero son miles los que tienen la misma mentalidad ganadora.

Son muchos los que en épocas de crisis y desconfianza se han levantado a firmar por un movimiento político para lograr los cambios que por años sólo han estado en promesas. Son incontables los que pese al descredito actual de la política, están ahora, en estos mismos instantes, trabajando para convertirse en líderes, en agentes de cambio. No por ellos, sino que por el país en el que viven.

En Amplitud, todos caben. Tal como contamos con figuras reconocidas internacionalmente por sus logros deportivos, contamos con reconocidas figuras del mundo académico, del mundo político,  con líderes sociales y líderes vecinales.

Lo que prima es el respeto, la admiración mutua y la diversidad. No buscamos a un prototipo, no vemos apellidos ni orientaciones. Miramos a las personas, escuchamos sus intenciones y los ayudamos a transformarlas en agentes reales de cambio, en actores sociales que pongan en primer, segundo y tercer lugar las necesidades de la gente y el futuro de su país.

Lo dije anteriormente. Sé lo difícil que es iniciarse en política. A nuestro campeón mundial y a todos los que escuchen el llamado de la vocación social les espera un camino arduo, lleno de trabas, dificultades, prejuicios y embates. Pero cuentan con un movimiento que cree en ellos y admira sus capacidades.

No tendremos la sede más grande ni las oficinas más espaciosas, pero tenemos el corazón más amplio y la fuerza de toda una generación que ha depositado su esperanza en nosotros.

Es por ellos que pronto se viene el gran golpe de Amplitud, el golpe a la cátedra, el golpe a lo establecido. Pronto, aquel movimiento que fue ninguneado por los mismos de siempre marcará el cambio que toda una sociedad espera. Dará el paso hacia una política social, liberal y moderna.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo