Alertan sobre impacto por implementación de factura electrónica

Por

Desde noviembre de 2014, la factura electrónica comenzó a ser una obligación legal para las grandes empresas. 11 mil de ellas tuvieron que certificarse y realizar toda la tramitación correspondiente, con algunos atochamientos en el SII, que, como antecedente, no dio prórrogas.

 

Ahora se aproximan las fechas límite para las pequeñas y medianas empresas. El 1 de agosto de 2016 es el plazo para las urbanas, y el 01 de febrero de 2017 para las rurales, período hasta el cual deberán certificarse 17 veces más empresas que en el proceso anterior, unas 190 mil aproximadamente.

 

Si bien parecieran ser suficientes meses por delante, los expertos señalan que este trámite debe hacerse con anticipación y no dejarlo para última hora. Si no es así, “las empresas se podrían exponer diversas complicaciones, como retrasos, colapsos, malos ratos, y multas, si no cumplen con los plazos. Entre marzo y junio de este año se han certificado cerca de 15 mil empresas, pero aún quedan decenas de miles”, señala Luis Alberto Erazo, gerente general de Softland.

 

El proceso es simple, pero requiere de tiempo. Lo necesario es obtener una firma electrónica y certificación en el Servicio de Impuestos Internospara comenzar a emitir este tipo de facturas, lo que toma en total entre tres semanas a dos meses, dependiendo del tipo de documento a certificar.

 

Entre los beneficios de la facturación electrónica para el contribuyente, están:

ü  Permite verificar en línea la validez de documentos tributarios electrónicos.

ü  Ahorro en costos de impresión, despacho y almacenamiento de documentos tributarios.

ü  Disminución de timbraje de documentos físicos, ahorrando en tiempo, costos de traslado y espera.

ü  Eliminación de riesgo de pérdida de documentos tributarios físicos.

 

“El cambio a este tipo de documentos ya es una obligación que las empresas tendrán que implementar de todas maneras. Por eso estamos recomendando que tomen precauciones y se anticipen, así también tendrán tiempo para poder capacitar al personal, dar continuidad a los procesos administrativos sin cambiar el ritmo de la empresa, y sobre todo, evitar multas”, agrega Erazo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo