Ayuno extremo:monje budista pasó nueve días sin comer, beber ni dormir

El monje budista Kogen Kamahori ha concluido un duro ritual que solo 13 personas han completado desde la II Guerra Mundial: pasar nueve días sin comer, beber ni dormir. Para someterse a este ayuno extremo conocido como "doiri", el monje debió completar, a lo largo de cinco años, 700 días de caminatas en el monte de entre 30 y 40 kilómetros diarios.

Por AFP

Un monje budista japonés concluyó este miércoles un ritual de nueve días durante el que dejó de comer, beber o dormir, y cantó 100.000 sutras.

La prueba de resistencia de Kogen Kamahori, de 41 años, lo convirtió en una encarnación de Buda según las creencias de su templo, informó el diario japonés Asahi.  

Kamahori fue la primera persona que completó la prueba en ocho años, según la prensa japonesa.

El monje salió de unas instalaciones de entrenamiento del monte Hieizan, un lugar sagrado del oeste de Japón, donde los esperaban 600 personas para felicitarlo.

Vestido con una túnica blanca, apareció brevemente antes de las dos de la madrugada (17H00 GMT), rodeado de otros monjes.

El ritual se considera como la parte más dura de un entrenamiento de siete años, que incluye la obligación de caminar durante 1.000 días no consecutivos alrededor del monte para alcanzar la iluminación.

Kamahori caminó durante 700 días alrededor del monte antes de empezar su ayuno. Debería terminar el entrenamiento que comenzó en 2011 a finales de 2017.

PUB/IA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo